Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento “reflexionará” para rebajar las multas de aparcamiento

Ahora Madrid y el PSOE tumban una proposición de Ciudadanos para bonificar el 40% de la primera sanción recibida, pero el gobierno local cree que “hay que trabajar en esa dirección”

El pleno municipal de la capital ha rechazado esta mañana la proposición de Ciudadanos para reducir un 40% la primera multa de aparcamiento o relacionada con las Áreas de Prioridad Residencial que reciba un conductor. Esta iniciativa, que cuando fue presentada hace un año en campaña electoral fue bien recibida por el resto de partidos, ha sido rechazada esta mañana con el voto en contra de Ahora Madrid y el PSOE. El Partido Popular se ha pronunciado a favor. Sin embargo, el gobierno municipal, que preside Manuela Carmena (Ahora Madrid), se ha comprometido a tener “muy en cuenta la proposición”, y convenido en “seguir trabajando en ello”. “Creo que hay que trabajar en esa dirección”, ha admitido la concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés.

Señal del nuevo radar de tramo de la avenida de Córdoba. Ampliar foto
Señal del nuevo radar de tramo de la avenida de Córdoba.

La entonces candidata de Ciudadanos a la alcaldía, Begoña Villacís, prometió en su programa electoral perdonar el 90% de la sanción a los ciudadanos que incurran por primera vez en una falta leve, “entendiendo esta bonificación como una segunda oportunidad a los ciudadanos”. “Estableceremos medidas que impidan el uso de las sanciones por parte del Ayuntamiento con fines recaudatorios, en lugar del objetivo final de reeducación y concienciación ciudadana que deberían tener”, explicaba el programa de Ciudadanos.

Villacís presentó una propuesta de cara al pleno municipal celebrado esta mañana para “aprobar una reducción del 90% en la sanción aplicable a la primera infracción leve de tráfico relacionada con el estacionamiento y el acceso a Áreas de Prioridad Residencial”. Sin embargo, antes de su debate decidió enmendarla para ajustarla a la legalidad vigente, reduciendo así el recorte al 40%.

De esta forma, las multas de 90 euros quedarían reducidas a 54 euros; en caso de pagarse en el periodo voluntario, se rebajarían a la mitad, es decir, 27 euros. Eso en el caso de la primera sanción. La segunda también se beneficiaría de una bonificación, pero más compleja: tras restar el 40%, se añadiría un 30% por reincidencia. Sumado el pronto pago, la sanción quedaría reducida a 35 euros.

"La música nos suena bien"

“La música nos suena bien”, ha señalado la concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés, aunque, en su opinión, “requiere de algo más de trabajo y de un diagnóstico propio del Ayuntamiento y de cómo afectaría a todos los ciudadanos”. Sabanés ha explicado que el número multas se ha reducido a la mitad desde 2005; el año pasado se procesaron 2,25 millones de denuncias por infracciones de tráfico, de las que se tramitaron 1,86 millones. La mitad de las sanciones que finalmente se imponen, se pagan en el periodo voluntario.

Del total de multas de tráfico, el 47,7% están relacionadas con el Servicio de Estacionamiento Regulado. Tanto estas como las de las Áreas de Prioridad Residencial (zonas del distrito Centro por las que solo pueden circular los vecinos) llevan años descendiendo, según Sabanés. A la concejal le preocupa la incidencia que podría tener la medida propuesta por Ciudadanos, que hoy por hoy no ve “viable”, ni cree que sea “beneficiosa” o que esté “bien planteada”. “Pero todos compartimos la idea de trabajar y cambiar el modelo para que rebajar el afán recaudatoria en las infracciones leves”, ha concluido Sabanés.

Ha coincidido con ella el concejal socialista José María Dávila, que cree que este sistema sancionador “es un instrumento fundamental que está funcionando de forma razonable, permite ordenar la movilidad y está siendo bastante bien encajado por la ciudadanía”. Dávila considera que la proposición de Ciudadanos “crearía un problema donde no lo hay”. “El debate de fondo es llamativo e interesante, pero no es necesaria esa modificación”, ha concluido.

El concejal del Partido Popular Borja Carabante ha reconocido que hay aspectos legales y administrativos que podrían “retrasar” la iniciativa, pero la ha respaldado como “declaración política”, porque “las multas no están al servicio de la voracidad recaudatoria sino de la seguridad vial”. “Tres de cada cuatro multas no tienen nada que ver con la seguridad vial, son esas las que se pueden reducir a su mínima expresión”, señaló Carabante.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram