Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repuntan las quejas por suciedad en las calles y las multas a las concesionarias

El Ayuntamiento de Madrid mantiene que la situación general mejora, aunque expresa su preocupación por el último fin de semana

La alcaldesa, Manuela Carmena (Ahora Madrid), aporta cada mes, para rendir cuentas ante el pleno municipal, los datos de varios indicadores que, a su juicio, permiten ilustrar la marcha de la limpieza de la ciudad. Los datos proporcionados esta mañana muestran un incremento en las sanciones a las empresas concesionarias por falta de limpieza y un aumento en los avisos y reclamaciones de los ciudadanos. Además, el Ayuntamiento ha constatado un repunte “preocupante” de la suciedad este fin de semana, cuyas causas aún está estudiando. Entre las posibles soluciones, Carmena ha señalado que los inspectores que vigilan a las empresas podrán advertir también a los ciudadanos en caso de que ensucien las calles (aunque no multarlos); esas sanciones siguen siendo casi despreciables, para enfado del Partido Popular, que anima a reforzarlas.

La alcaldesa de Madrid, en un acto ayer. Ampliar foto
La alcaldesa de Madrid, en un acto ayer. EFE

Las sanciones impuestas a las empresas concesionarias del servicio de limpieza viaria se han incrementado, como también han crecido las multas a ciudadanos por ensuciar las calles.

El contrato adjudicado en verano de 2013 por el anterior gobierno municipal (Partido Popular) no exige ya una plantilla mínima para mantener limpia la ciudad, sino que controla la labor de las concesionarias a través de 68 indicadores (que no haya pintadas, que las papeleras no rebosen, que las calles se baldeen por la noche). En caso de incumplirse los niveles mínimos de calidad, descuenta un porcentaje del pago mensual a las empresas.

En marzo (último mes con datos), fueron 535.859 euros descontados, frente a los 394.962 euros de febrero y los 495.489 de enero. En la serie histórica se percibe un fuerte aumento de las sanciones desde mayo de 2015 (primer mes incluido) hasta septiembre de ese año, pasándose de 716.459 a 1.217.026 euros. A continuación, comenzaron a descender de forma acusada hasta los 394.962 euros del pasado mes de febrero. Y en marzo han vuelto a repuntar, aunque aún es imposible si se trata de una subida puntual o un cambio de tendencia.

En cuanto a las multas a ciudadanos (por dejar la basura fuera los cubos, tirar papeles o colillas al suelo, hacer pintadas, etcétera), en marzo se cursaron 126 denuncias; en abril fueron 152; y en las dos primeras semanas de mayo, 62. Las sanciones por estos motivos a comerciantes y hosteleros, fueron 11 en marzo, 6 en abril y 3 en mayo.

Otro indicador de limpieza elegido por el Ayuntamiento es el número de avisos y reclamaciones de ciudadanos. Los avisos por falta de limpieza han descendido de forma constante entre diciembre y abril de 2016. Sin embargo, al agrupar los datos por cuatrimestres para descontar un posible efecto estacional, se observa un crecimiento continuado: en el primer cuatrimestre de 2014 se registraron 5.656; en el mismo periodo de 2015 fueron 9.258; y en 2016, 9.949. En el segundo cuatrimestre de 2014 se registraron 16.515; en 2015 fueron 20.131. En el tercer cuatrimestre de 2014 se registraron 14.130; en 2015 fueron 17.646.

Algo similar ocurre con las reclamaciones de ciudadanos: en el primer cuatrimestre de 2014 se registraron 972; en 2015 fueron 827; y en 2016, 1.114. En el segundo cuatrimestre de 2014 se registraron 1.180; en 2015 fueron 1.817. En el tercer cuatrimestre de 2014 se registraron 1.294; en 2015 fueron 1.539.

De las intervenciones del Servicio de Limpieza Urgente, poco se puede deducir puesto que la serie histórica proporcionada se limita al periodo entre el 1 de enero y el 12 de mayo. Por semanas, hay repuntes puntuales en las toneladas recogidas, y oscilaciones importantes en el resto entre 20 y 50 toneladas. Las intervenciones regladas siguen una tendencia al alza, justo lo contrario que las activaciones por aviso. Ambas crecieron en la última semana analizada (del 6 al 12 de mayo) por las tormentas, según el Ayuntamiento.

Un fin de semana “preocupante”

La portavoz municipal del Partido Popular, Esperanza Aguirre, ha denunciado esta mañana ante el pleno que la capital “ha sido una pocilga” durante el pasado fin de semana. “Y ustedes no han hecho nada para solucionarlo, no saben cómo gestionarlo”, ha espetado al gobierno municipal (Ahora Madrid). Aguirre ha pedido que se dé una solución a los madrileños que quieren tirar sus muebles los fines de semana, y a los comerciantes y hosteleros que cierran sus negocios después de que haya pasado el camión de la basura. Pero, al mismo tiempo, ha incidido una vez más en la necesidad de multar a los madrileños “que siguen dejando la basura donde les parece”. ¡No han puesto ni una multa”, ha exclamado.

La alcaldesa, Manuela Carmena, considera que la limpieza de la ciudad, en general, está mejorando, pero ha reconocido, como Aguirre, que el pasado fin de semana fue “diferente”. “No sé qué ha pasado este fin de semana, me ha preocupado, es probable que hayan sido las fiestas y el buen tiempo, pero tenemos que conseguir que no se repita”, ha explicado. Respecto a las multas, ha indicado que los inspectores municipales (que deben vigilar el cumplimiento por parte de las concesionarias de los objetivos de limpieza) cuentan ya con un carné para identificarse y, aunque no pueden multar como sí hacen los agentes de policía, pueden hacer “advertencias para que las multas vayan aumentando”. “Ya tenemos a muchos [infractores] que nos han pedido que se sustituya [la multa económica] por trabajos para la comunidad, en tareas de limpieza”, ha indicado la alcaldesa.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram