Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JORDI SÁNCHEZ, PRESIDENTE DE LA ASAMBLEA NACIONAL CATALANA

“Un referéndum es muy buena opción para culminar el proceso”

El presidente de la ANC afirma que la coordinadora de la entidad dará cabida a los críticos

Jordi Sánchez, presidente de la ANC, este domingo en Barcelona.
Jordi Sánchez, presidente de la ANC, este domingo en Barcelona.

Jordi Sánchez (Barcelona, 1964) fue elegido el sábado por segunda vez presidente de la Asamblea Nacional Catalana tras un discutido proceso con el sector crítico.

Pregunta. ¿Tiene garantizada la ANC paz social tras la división exhibida en las elecciones?

Respuesta. Hay que diferenciar diversidad y pluralidad de desunión. Y el sábado no existió. Los estatutos son estrictos: un solo miembro de los 77 del secretariado podía haber exigido aplicar la cláusula de bloqueo que pide que los cargos sean elegidos por las 2/3 partes de los votos. Y nadie lo reclamó. De haber habido división, no habría hoy ni presidente, vicepresidente, secretario y tesorero. El secretariado es muy plural y lo conforman gente de partidos y otros que no. La pluralidad no está reñida con la unidad. Habrá que hacer pedagogía.

P. ¿Dejará algún cargo para los críticos?

R. Una de las autocríticas es que tenemos que descartar la idea de sectores y dar la imagen de enfrentamientos. Una de las propuestas es que la coralidad y las sensibilidades de la ANC estén más presentes en el futuro.

P. Estará Liz Castro, la más votada por los socios, u otros críticos en la coordinadora?

R. Estarán. De hecho, Castro lo estaba. La presidencia no es tan ejecutiva como parece. La ANC es muy asamblearia y yo he mismo he perdido votaciones.

P. Muy asamblearia pero vuelve a ser presidente sin ser el más votado por los socios (la diferencia a favor de Castro fue de 40 votos)

R. Los socios ratificaron en la asamblea de abril mantener la dinámica. Hubo una enmienda para que los socios votaran al presidente y yo la veía bien porque hay situaciones que gente quizá no entiende. Pero, como ha admitido Castro, todo el proceso se ha hecho con normalidad. Hay que quitarle importancia a la presidencia. Acabamos siendo portavoces.

P. Dijo que todos han cometido errores. ¿Cuál es el suyo?

R. No haber ejercido un liderazgo interno claro para evitar que ciertos debates fueran públicos. Todos hemos recurrido a las redes sociales y no se puede simplificar todo en 140 carácteres. El debate se ha mediatizado excesivamente. No se trata de ocultarlo pero cuando se vehicula a través de los medios se sobredimensiona la división y no la pluralidad.

P. Los dos sectores se han recriminado mutuamente estar alineados con CDC o ERC. ¿Es un análisis correcto?

R. Es una simplificación excesiva para justificar la pluralidad. Yo he sido etiquetado como convergente y mi trayectoria, pensamiento y modelo de país dista mucho de ello. Tampoco me dedicar a desmentirlo.

P. ¿Qué papel jugará la ANC?

Debemos ser conscientes que por primera vez tenemos un Gobierno y un Parlament independentistas. Lo que pedimos es que este proceso de cinco años culmine en un proceso de adhesión a la voluntad democrática con elecciones constituyentes o con un referéndum constitucional o unilateral. Las instituciones lo valorarán. Pero no se puede demorar más allá de otoño o invierno de 2017.

P. Su hoja de ruta no contempla la fórmula. ¿Es partidario del referéndum?

R. No concretamos para no ser esclavos: hay que tener las manos libres para hacer lo que más convenga. No solo no descarto sino que veo con mucha simpatía un referéndum que ponga contra las cuerdas al Estado: o bien acepta el mandato de las urnas o, sino, con la legitimidad del 27-S, lo convocamos. Y si lo ganamos, con la mayoría de los 72 diputados, ejecutamos el resultado. Un referéndum siempre es una muy buena opción. Si el Estado, es lo mejor; y si no, la unilateralidad está legitimada con el 27-S.

P. Les dirán que el referéndum ya se hizo el 27-S.

R. Un referéndum no es un instrumento o una pantalla del pasado. No planteo un nuevo 9-N, que no era vinculante. Yo planteo el referéndum como una posibilidad con pregunta binaria, resultado vinculante, calendario inmediato y con observadores internacionales. Eso sí figura en nuestra hoja de ruta.

P. ¿No es enmendar la hoja de ruta de Junts pel Sí? Ellos hablaban de elecciones constituyentes.

R. No. También ha habido voces a favor del referéndum. Lo que exigimos es que concreten que instrumento usarán. No tienen excusas para no escoger.

P. La CUP ha aprobado una enmienda contra el pacto de estabilidad con JxS.

R. No conozco el detalle pero los Presupuestos no son el instrumento imprescindible: lo era tener Gobierno. Con acuerdo JxS y la CUP todo es más fácil, pero este este pequeño desencuentro no puede ser la excusa para que no culmine el proceso.

P. ¿Beneficia al proceso que Convergència apueste por crear un nuevo partido?

R. Es uno de los actores fundamentales y hay que esperar que tanto como ERC y la CUP tengan la mejor de la salud posible. Sería una mala noticia que Convergència no saliera adelante, que ERC entrara en crisis o que la CUP se fragmentara. Se trata de que sus votantes sigan movilizados y no se vayan a opciones no soberanistas.

P. La encuesta de Metroscopia vaticina que Podemos e Izquierda Unida dan el sorpasso con el PSOE. ¿Cómo lo valora?

R. No nos perjudica aunque lo que pase en las elecciones españolas es importante pero no determinante. Desde el 27-S, dependemos solo de nosotros mismos. Que quede segundo, alguien que defiende el derecho a decidir, nos debe alegrar porque quiere decir que la cultura democrática avanza. Pero eso no quiere decir que el Estado vaya a aceptar la consulta. La posibilidad de que eso pase es muy pequeña.

P. Todos los partidos, menos PP y Ciudadanos, se manifestarán en contra de las decisiones del Tribunal Constitucional. ¿Estará la ANC en esa protesta?

R. Es una movilización importante. Estaremos y jugaremos fuerte. Lo que se evidencia es que las instituciones del Estado no solo quieren perjudicar al soberanismo, como el caso de las esteladas, sino que les llevan a acometer aberraciones como las de limitar instrumentos para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Nuestra obligación es hacer pedagogía y explicarlo. ¿Que estará el PSC? No me sorprende. Hay una buena razón para estar indignado.

P. ¿Qué harán en la próxima Diada?

R. Volveremos a estar en la calle. Será una multi movilización descentralizada que explicaremos en las próximas semanas.

P. Dice usted que la ANC no tendrá sentido dentro de dos años porque Cataluña ya será independiente. ¿No es usted muy optimista?

R. Sí, pero sin momentos de optimismo, no habríamos llegado a donde estamos. El optimismo es el motor de la historia y es lo que ha hecho crecer la mayoría social de la independencia y es lo que nos hará ver la República Catalana.