Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps: “No di ninguna consigna a nadie” sobre el accidente de metro

Las víctimas consideran frustrante que el PP no haga autocrítica sobre la gestión del suceso

Camps, en la comisión de investigación del accidente del metro.

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps ha declarado en la comisión de las Cortes Valencianas que investiga el accidente de metro del 3 de julio de 2006, en el que fallecieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas, que no dio consignas a nadie sobre el siniestro salvo que se ayudase en todo lo posible a los familiares de las víctimas.

Las ayudas que ofreció la Generalitat, ha dicho Camps, fueron "las de la ley, siempre la ley", ha comentado el expresidente. "He estado con las víctimas desde el primer minuto", ha insistido. .Antes que Camps. han comparecido otros dos miembros de su gobierno: el exvicepresidente de la Generalitat Víctor Camps y el exconsejero Juan Cotino.

El exjefe del Consell ha eludido la polémica en torno a la consultora HM&Sanchis, contratada por Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) para preparar los testimonios de los directivos y técnicos de FGV que comparecieron en la primera comisión parlamentaria sobre el accidente. "No sé de qué me habla", ha repetido en contestación a las reiteradas preguntas de los parlamentarios.

Camps ha mantenido un rifirrafe con el diputado de Ciudadanos, Alexis Marí, a cuenta de una declaración del segundo, quien ha calificado de "muy infame" el trato dado por la Generalitat a los afectados por el siniestro ferroviario. La diputada de Podemos Cristina Cabedo también ha manifestado su protesta por la cantidad de preguntas que el expresidente ha eludido en su comparecencia.

Por último, el expresidente ha insistido en que se reunió con las víctimas en el Palau de la Generalitat. Fue un encuentro con el entonces presidente de la AVM3J, Enric Chulio, fortuito, ya que con quien estaba reunido el portavoz de las víctimas era con Campos.  Durante los cinco años que Camps siguió al frente del Gobierno valenciano tras el accidente, éste nunca los recibió de forma pública y abierta.

Durante el turno del exvicepresidente Víctor Campos, que estuvo al frente de la comisión interdepartamental que coordinó todas las acciones de la Generalitat en torno al accidente, Campos ha dicho que el presidente Camps dio instrucciones a las diferentes consejerías del Gobierno para que se hiciese todo lo que se pudiera "dentro de la legalidad" para ayudar a las víctimas. "Hicimos todo lo que legalmente la Generalitat podía hacer", ha subrayado.

Preguntado sobre la visita de Juan Cotino a los domicilios de algunas de las víctimas para ofrecerles ayuda en un intento de que no demandaran a la Generalitat, Campos ha asegurado que Cotino, entonces consejero de Agricultura, hizo "una labor muy buena, con mucha entrega". "No sé por qué algunas personas quieren convertir este gesto en un intento de doblar voluntades", ha añadido Campos.

El exvicepresidente ha negado, por otro lado, el apagón informativo del accidente en la Ràdiotelevisió Valenciana (RTVV). "No he hablado nunca con nadie de Canal 9" en este sentido, ha comentado.

Juan Cotino ha entrado unos minutos antes del mediodía en la sala de la comisión en medio de una nube de cámaras y micrófonos. El entonces consejero de Agricultura ha declarado que la misma noche del siniestro visitó a los familiares y lo hizo en su triple condición de persona, consejero de la Generalitat y miembro del PP. "No puedo separar una cosa de las otras", ha dicho.

Cotino, que ha reconocido que visitó a unas 35 familias afectadas por el siniestro, ha dicho que no fue con "ninguna lista, ni ninguna ficha de esas personas, como algunos han querido dar a entender". Ha dicho que hizo las visitas "por conciencia". "¿Pude hacerlo mal en opinión de algunos familiares? Pues lo respeto. Pero yo estaba en una función en la que creía y creo", ha manifestado.

El que posteriormente fuera presidente de las Cortes Valencianas ha negado que ofreciera a las víctimas ayuda a cambio de nada: "Saben que no ofrecí nada a cambio de nada", ha enfatizado.

Pedir perdón

El exconsejero, a quien no le consta que se cometiera "ningún error", ha pedido "perdón" a las familias "por posiblemente no haberlas atendido mejor" y a aquellas personas a las que haya podido ofender, pero ha insistido en que lo que hizo fue "con plena libertad de conciencia y sabiendo que tenía que hacerlo".

Familiares de las víctimas han denunciado en numerosas ocasiones el trato recibido por parte de la Generalitat, entonces presidida por el popular Francisco Camps, que nos los recibió en el Palau de la Generalitat. Respecto a Cotino, estos mismos familiares han denunciado que acudió a sus casas para ofrecerles trabajo y otras ayudas en, al parecer, un velado intento de que no hubiera demandas contra la Generalitat. Se encargaron de ofrecer empleos, conseguir becas de comedor o escolares e incluso de negociar ante los bancos una mejora de las condiciones hipotecarias, según ha salido hoy a relucir.

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Accidente del Metro 3 de Julio (AVM3J), Rosa Garrote, ha considerado "frustrante" que una década después de uno de los accidentes más graves de España, los entonces gestores públicos no hagan autocrítica. Sobre las disculpas que tanto Camps como Cotino han ofrecido a las víctimas hoy, Garrote no las considera como tales. "Estamos satisfechos porque por fin han comparecido pero que él diga que si algo se ha hecho mal, pide perdón, no nos sirve", ha concluido.

Las Cortes Valencianas el pasado 28 de septiembre, tiene previsto finalizar las comparecencias a mediados del mes de junio, tras haber oído a cerca de 70 personas.

En la primera comisión de investigación sobre el mismo accidente del metro, que se celebró en 2006 y duró nueve jornadas -cuatro de comparecencias-, el dictamen que aprobó el PP en solitario consideraba que el accidente no era ni "previsible" ni "evitable" y se eximía al Consell de cualquier responsabilidad política.

Nueve años después del accidente, y con el cambio político en la Generalitat, el nuevo Gobierno valenciano, formado por Socialistas y Compromís y apoyado por Podem, pidió perdón a las víctima y, junto a otros grupos políticos como Ciudadanos, aprobó una nueva investigación del suceso.

Más información