Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez presenta en Barcelona el equipo con el que aspira a gobernar

El líder socialista incorpora a su ejecutivo al senegalés Luc André Diouf y a la número dos del PSC

Presentación de la candidatura del PSOE a las elecciones.

Tras una semana en la que el pacto electoral de Podemos con Izquierda Unida ha acaparado todas las miradas, Pedro Sánchez, ha tratado este fin de semana de recuperar la iniciativa política. El sábado fue su presentación como candidato en Madrid con una exhibición de unidad y un discurso en busca del voto del centro y este domingo ha presentado en Barcelona su Gobierno en la sombra. Arropado por toda la cúpula del PSC y por la que sería su vicepresidenta, Meritxell Batet, Sánchez exhibió un Ejecutivo paritario en un intento de abrir el PSOE y captar votos de nuevos electores.

La experiencia es una de las características casi común a la veintena de miembros de ese “gobierno del cambio” con el que Pedro Sánchez pretende dar solidez a su proyecto electoral y replicar la solvencia que proclama Rajoy sobre los suyos. Pero también aporta caras nuevas para rebatir la consideración de que solo la alianza Unidos Podemos o Ciudadanos son capaces de simbolizar el cambio.

“El PSOE solo gana cuando es el PSOE”, citó el líder de los socialistas —parafraseando al entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, que acostumbra a decir que el Barça gana cuando es el Barça— pero el hecho es que la lista de ministrables incorpora a ocho independientes en un equipo compuesto por 10 hombres y 10 mujeres. “Es paritario, intergeneracional, progresista, le gusta jugar limpio. Es solvente, dialogante, trabajador, es decente”, ha elogiado Sánchez.

Sánchez es consciente del riesgo que corre en esta campaña y con la elección de futuros ministros ajenos al aparato del PSOE. Por eso ha tirado de nuevo de una cita futbolística para referirse al exentrenador azulgrana Josep Guardiola. “El mayor riesgo es no arriesgar”, ha precisado, después de que la presidenta andaluza Susana Díaz le espetara el sábado que “para gobernar, el PSOE tiene que ganar”.

Parlon defiende la vía canadiense para Cataluña

Núria Parlon, viceprimera secretaria del PSC y ministra en la sombra de Pedro Sánchez, sigue apostando por una consulta legal y acordada para Cataluña, similar a la de Quebec. Con todo, precisa, en declaraciones a EL PAÍS: “El referéndum es un instrumento, pero antes necesitamos acuerdos que ahora no existen”. En su opinión, el gran reto de España es “la modernización del Estado, también en clave territorial, y eso requiere pocas prisas, tiempo y acuerdos posibles”.

“¿Alguien se cree que en 16 meses seremos independientes?”, se pregunta Parlon, quien considera que “Cataluña está en tiempo de descuento”. Lo importante es una “reforma real de la Constitución. Luego ya se verá la fórmula para refrendarla”.

El líder del PSOE no ha ahorrado adjetivos con su equipo para rebatir la idea de que el partido ha perdido el apoyo en sectores profesionales muy diversos. “Es el equipo que más se parece a España”, dijo. Y, aunque sin escatimar elogios, aseguró que “ningún jugador es tan bueno como todos juntos”, proclamó Sánchez parafraseando, en esta ocasión al jugador del Real Madrid Alfredo Di Stéfano.

“Sí al equipo del cambio” es el lema con el que el líder ha presentado los mimbres con los que confeccionaría su equipo ministerial si relevase a Mariano Rajoy en La Moncloa,  Es una nueva referencia a aquel lema “Por el cambio” que llevó a Felipe González a La Moncloa en 1982, una época en la que el PSOE se erigió en la gran alternativa a la UCD.

Meritxell Batet, que sustituye a la exministra de Defensa Carme Chacón como cabeza de lista por Barcelona, sería la vicepresidenta, y se ha encargado de resaltar las cualidades de un equipo que combina diferentes sensibilidades. Pese a estar en Barcelona, la cuestión territorial catalana apenas ha ocupado unos segundos de su discurso. “España y Cataluña volverán a trabajar en equipo”, dijo, y defendió la reforma federal como la mejor manera de combatir el soberanismo.

El Gobierno en la sombra incluye como titular de políticas sociales a Núria Parlon, alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) y viceprimera secretaria del PSC. Parlon, al igual que Batet, apoyaron a Eduardo Madina en las primarias del PSOE, pero eso no ha impedido que Sánchez haya depositado en ellas una gran confianza. En ese Ejecutivo estaría también como titular de Justicia Margarita Robles, número dos por Madrid.

Otra novedad es la del senegalés Luc André Diouf, sin carné del PSOE, igual que el politólogo Sami Naïr, que sería ministro de Refugiados. En la lista de posibles ministros también figuran María González Veracruz (Ciencia), la independiente Teresa Ribera (Sostenibilidad) y el catedrático de derecho constitucional Gregorio Cámara.

El coordinador de ese equipo es José Enrique Serrano, exdirector del gabinete de la presidencia con Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Sánchez recupera a ministros de anteriores Gobiernos socialistas como Jordi Sevilla, Josep Borrell o Ángel Gabilondo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >