PP y Ciudadanos critican el nuevo plan de Carmena para Chamartín

Una plataforma de 12 asociaciones vecinales afectadas apoya la propuesta de la alcaldesa por ser un plan "más razonable"

Proyección municipal de la extensión del paseo de la Castellana.
Proyección municipal de la extensión del paseo de la Castellana.Ayuntamiento de Madrid

El plan urbanístico para Chamartín que presentó este martes el Gobierno municipal de Ahora Madrid ha sido recibido con opiniones dispares por los partidos de la oposición. Las asociaciones de vecinos de los barrios afectados, en cambio, lo tienen claro: apoyan la propuesta por ser un plan "más razonable". El proyecto, rebautizado como Madrid Puerta Norte, reduce y enmienda la Operación Chamartín, encallada desde 1993. Sin embargo, el PP acusa a la alcaldesa, Manuela Carmena, de retrasar un proyecto que tenía el beneplácito de todas las Administraciones y que "solo necesitaba un acuerdo plenario" para comenzar a construirse. Sostiene, además, que con esta "iniciativa unilateral" habrá que iniciar de nuevo todos los trámites, lo que retrasará aún más el proyecto. En esa línea se encuentra Ciudadanos, que considera que el plan es una "pantomima". En el lado opuesto está el PSOE, que ya ha anunciado que apoyará la propuesta.

Más información
La Operación Chamartín queda a expensas de las elecciones del 26-J
Carmena reduce a la mitad los pisos y oficinas de la Operación Chamartín
El BBVA acusa a Carmena de “dejar sin efecto” la Operación Chamartín “sin cobertura legal”
La promotora de la Operación Chamartín da un ultimátum a Carmena

"De estar en el Gobierno, este es el proyecto que hubiésemos hecho", ha subrayado Mercedes González, concejal del PSOE en la capital. Su partido considera buena la propuesta porque lo que existe es "un oasis de 24 años en el que no se ha construido nada". González destaca que la Operación Chamartín es un proyecto del PSOE en 1993. "Con el PP el proyecto se ha ido agrandando y nunca ha salido adelante. Si en ese tiempo no sale adelante es porque es un mal proyecto". En opinión de González, los socialistas comparten con Ahora Madrid algo "muy necesario": que la zona norte de la ciudad se convierta en un gran nudo y "que se rehabilite una zona que se ha degradado en los últimos años".

Una de las críticas que hacía el PSOE al anterior proyecto residía en su edificabilidad, que ahora desciende: de 17.699 viviendas a las 4.600 proyectadas en el nuevo plan. "Las viviendas programadas no eran necesarias. El nuevo proyecto está ajustado al Madrid de hoy y piensa en una ciudad sostenible para el futuro". Así lo ve también Alberto Navazo, representante de la Asociación de Vecinos de Montecarmelo, un nuevo barrio en el distrito de Fuencarral en el que viven 30.000 personas. "El plan de Carmena es más razonable, más lógico que el anterior". Para Navazo, en Madrid sobran casas vacías, por lo que no se necesitan más viviendas, sino equipamientos en barrios ya consolidados, como son el suyo o el de Las Tablas. "No tenemos ambulatorio, ni instituto ni autobuses. Necesitamos inversión, no especulación".

Colapso de los barrios

En opinión de Navazo, de haberse construido el anterior proyecto, el aumento del tráfico que supondría las más de 17.000 viviendas proyectadas habría colapsado su barrio y otros tantos, por eso celebra la decisión de Carmena. Su asociación, la de Montecarmelo, forma, junto a otras 11, la Plataforma de Asociaciones Vecinales de la Zona Norte. Todas ellas, según Navazo, están a favor del nuevo diseño. Este miércoles tarde se reúnen para valorar la propuesta de Carmena. 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Manuela Carmena y su equipo en la presentación del proyecto Puerta Norte.
Manuela Carmena y su equipo en la presentación del proyecto Puerta Norte.Samuel Sánchez

Menos optimistas sobre el diseño se ha mostrado el PP, que afirma no tener una valoración sobre el plan presentado por Ahora Madrid para la zona norte de Madrid. "No sabemos absolutamente nada más allá de los tres gráficos que nos enseñaron, no conocemos qué hay detrás de esas cifras y qué cálculos han hecho para darlas", ha explicado José Luis Martínez-Almeida (PP). "Ellos defienden que se ha desbloqueado la Operación Chamartín y eso es mentira. Estaba ya desbloqueada porque el año pasado se llegó a un acuerdo entre las Administraciones implicadas (todas en manos del PP)". Martínez-Almeida defiende con ahínco que el Plan Parcial del proyecto estaba ya aprobado por la Junta de Gobierno y que el único trámite que faltaba era que pasara por el pleno del Ayuntamiento. No dio tiempo antes de las últimas elecciones municipales. "El Plan Parcial contaba con todos los informes favorables, incluidos los 26 sectoriales que se tenían que pedir".

"Frente a ese acuerdo, lo que tenemos ahora es una iniciativa unilateral del Ayuntamiento que no ha consultado con nadie. Ni los propietarios, ni la Comunidad, ni Fomento sabían nada", ha subrayado el edil del PP. Ante las críticas, el Ayuntamiento ha anunciado este mismo miércoles que convocará "lo antes posible" a todos los implicados en la reforma urbanística del norte de la ciudad: Ministerio de Fomento, Comunidad de Madrid y empresa promotora Distrito Castellana Norte (que conforman BBVA y la constructora San José).

Enmienda a la totalidad

Martínez-Almeida considera que el nuevo plan es "una enmienda a la totalidad" al planteamiento que hicieron las Administraciones gobernadas por el PP (Ayuntamiento, Comunidad y Ministerio de Fomento). "Creemos que el Ayuntamiento se ha guiado por una serie de principios ideológicos despreciando el acuerdo de gestión al que se había llegado. Como el Ayuntamiento no estaba de acuerdo con el plan, han decidido modificarlo unilateralmente", ha incidido. Sobre la reducción de viviendas, ha explicado que esta modificación no es "ni buena ni mala" porque lo que debe obedecer es a la posible demanda que pueda existir en la ciudad. Pero advierte: "Si reducimos la edificabilidad, también estamos reduciendo la capacidad de generar financiación del proyecto".

La portavoz de Ciudadanos en el Consistorio, Begoña Villacís, considera que la operación Madrid Puerta Norte es en realidad "Madrid dando puerta al Norte" porque es una "pantomima". En su opinión, la antigua Operación Chamartín "era una gran inversión y suponía subir un peldaño en su escala hacia una capital europea". A ella le gustaba el anterior planteamiento "porque tenía una aceptación vecinal altísima, superior al 80%, y porque generaba 100.000 empleos". Además, ha criticado que el proyecto presentado por Ahora Madrid no haya sido supervisado por otros actores. "Dijo la alcaldesa que no estaba cerrado, ya... gracias, fenomenal". Villacís también ha lamentado que el nuevo diseño, obra de Ahora Madrid y el PSOE, oferte menos trabajos que el anterior proyecto urbanístico. También ha tenido críticas para el PP, al que acusa de haber tenido el plan "en el cajón" durante 25 años.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS