Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La confección de las listas enfrenta a Batet y Martí en las primarias del PSC

La diputada admite que no se hubiera presentado sin la renuncia previa de Chacón

El PSC inició este viernes el proceso de primarias para elegir a su cabeza de lista por Barcelona para el 26 de junio con la visualización del enfrentamiento entre Meritxell Batet, la candidata oficialista, y el exsenador Carles Martí. La ejecutiva del partido ha abierto el trámite y ahora queda por ver si se acaba consultando a militantes o simpatizantes el 14 de mayo porque persiste el enfrentamiento entre ambos candidatos.

Si finalmente no hubiera primarias sería porque ambos han alcanzado un acuerdo o porque Martí ha sido incapaz de reunir hasta el 6 de mayo los avales mínimos para competir con Batet: 869 entre los 17.363 militantes, u 82 entre los miembros del consejo nacional del PSC. Este fin de semana se despejará la incógnita.

La discrepancia de fondo que mantienen Batet y Martí es la renovación de la lista que concurrió a las generales del 20 de diciembre. Tras la renuncia de Carme Chacón como cabeza de cartel, el exsenador reclama ahora que también sea excluido José Zaragoza, que fue de número 4 por Barcelona hace seis meses, y que se construya un nuevo discurso político en el que no se considere el 26 de junio una segunda vuelta de diciembre.

Batet, por el contrario, defiende la continuidad de la lista de diciembre y cree que bastaría con cambiar su nombre por el de Chacón, de quien alabó su trayectoria y confesó que no habría optado a las primarias si la exministra no hubiera dado un paso atrás.

Una nueva espantada de la exministra

A Carme Chacón nunca le han gustado las ruedas de prensa, las entrevistas que no controle y el asalto de las cámaras y los micros. Se vio este jueves en el Congreso, cuando realizó una breve comparecencia sin apenas aceptar preguntas para explicar los motivos de su renuncia, que quedaron sin aclarar. Ayer acudió al PSC para participar en la ejecutiva extraordinaria y pronunció cuatro palabras de rigor ante los suyos: “siempre estaré aquí, siempre estaré trabajando al lado de la gente del PSC”.

Todas las cámaras, los periodistas y las radios esperaban en la entrada de la sede del PSC a que compareciesen Carles Martí y en Meritxell Batet para someterse al aluvión de preguntas. Cuando el exsenador llevaba poco más de dos minutos hablando, Chacón pasó por detrás de la nube de informadores. Sola, sin hacer ruido, sin saludar ni despedirse. Todos estaban de espaldas y apenas fue vista. Una nueva espantada de la exministra.

Con todo, se mostró abierta a dialogar con Martí y alcanzar un pacto que evite las primarias. “Será una decisión colectiva y seguro que llegaremos a un acuerdo”, dijo Batet, que el 20-D fue la número 2 en la lista del PSOE por Madrid, coordinadora de la redacción del programa electoral socialista e integrante del equipo negociador en el intento fallido de llevar a Pedro Sánchez a la Moncloa.

La renuncia de Chacón ha causado un hondo alivio en la dirección del PSC, que ha cerrado filas con Batet, pero también con Zaragoza, pues la sombra que aún proyecta el que fuera secretario de organización del PSC sigue siendo alargada. Por eso, el equipo más cercano de Miquel Iceta entiende que después de que Martí forzara la marcha de Chacón con su anuncio de concurrir a las primarias, no pueden hacerse más concesiones al exsenador.

Ahora queda por ver si la candidata oficialista se pliega a esa demanda y construye un perfil propio para desprenderse de esa etiqueta o permite que el abrazo del oso la acabe maniatando. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ya ha lanzado una puya contra Martí en TV3 al advertirle que “las primarias no son para asegurarse un premio de consolación”.

El ego y el cargo

Iceta alertaba de esa manera que Martí no irá en las listas solo por concurrir a las primarias, y este le replicó: “Tengo mi ego satisfecho y no pretendo ningún cargo”. El exsenador asegura que no será candidato al Congreso si no gana las primarias, cosa harto difícil, y que se retirará del proceso si se garantiza la salida de Zaragoza y se construye un mensaje renovado.

Tras la resolución del enfrentamiento deberá elaborarse la lista definitiva. Germán Rodríguez, exasesor de Chacón en el Ministerio de Defensa, ocupó el número dos el 20 de diciembre y eso provocó un profundo malestar en parte de la militancia y cuadros del partido, la misma reacción que causó la inclusión de la número tres, Mercè Perea, teniente de alcalde de L'Hospitalet y exsocia durante unos meses en un despacho de abogados con la madre de Chacón, que es funcionaria de alto nivel en ese Ayuntamiento.

La sexta plaza fue para Maurici Lucena, exportavoz del PSC en el Parlament que ya tiene empleo en la empresa privada y no repetirá. Y falta por ver si se incluye en la candidatura a Pere Navarro, imputado por un asunto menor en un juzgado de Sabadell en una pieza separada del caso Mercurio.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información