_
_
_
_

El diputado que encabezó la lista del PP en Málaga deja su acta en el Congreso

La plaza de registrador de la propiedad del alcalde de Estepona es incompatible con el escaño

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El alcalde de Estepona, José María García Urbano.
El alcalde de Estepona, José María García Urbano.JULIÁN ROJAS

El popular José María García Urbano, alcalde de Estepona y número uno por Málaga de la lista del PP en las últimas elecciones generales, ha renunciado este jueves a su acta en el Congreso de los Diputados. El regidor ha justificado su salida en su deseo de centrarse “cien por cien” en el Ayuntamiento, aunque la decisión también coincide con el final del trámite abierto tras el aviso que le dio la Cámara Baja de que su plaza de registrador de la propiedad no era compatible con el escaño.

Más información
El alcalde de Estepona nombra a un imputado como jefe jurídico
El 67% de los diputados mantiene otra actividad al margen del Congreso
Todo sobre el Congreso de los Diputados
El nuevo alcalde de Estepona dejará sin sueldo a la oposición

El Congreso se dirigió a 23 diputados a principios de abril para pedirles explicaciones sobre su actividad privada antes de concederles la compatibilidad con este cargo público. En este grupo estaba García Urbano, a quien la Cámara preguntó si seguía cobrando como registrador de la propiedad, además de advertirle de que mantener esa ocupación era incompatible con el escaño. Fuentes del PP explican que aún no se ha recibido comunicación oficial sobre la resolución de este asunto, pero es inminente y se da por hecha esa imposibilidad.

El PP andaluz, a través de un comunicado, no vincula el paso que ha dado García Urbano con su actividad privada, sino que lo circunscribe con la necesidad de cumplir los Estatutos del Partido Popular, que aluden a “la incompatibilidad” de compaginar Alcaldías con el Congreso. El alcalde de Estepona se ha reunido en varias ocasiones con el líder regional del partido, Juan Manuel Moreno, para tratar este tema y al final el regidor ha optado por dejar uno de sus cargos públicos. “Era consciente de que tendría que tomar una decisión”, ha dicho el alcalde en esa nota, y explica que se decanta por seguir al frente de la Alcaldía de Estepona para continuar con “la ingente labor” que su grupo está haciendo en el municipio para “dar la vuelta a la desastrosa situación en que nos lo encontramos”.

García Urbano gobierna este municipio de la Costa del Sol desde 2011 y ha sido de los pocos alcaldes del PP que mantuvo su mayoría absoluta tras los comicios de mayo de 2015. Su proyección tras las últimas elecciones municipales era tal, que se convirtió en la apuesta de Moreno y del presidente del PP en Málaga, Elías Bendodo, para encabezar las listas del Congreso en la provincia para el 20D, nombramiento que relegó al segundo puesto a la histórica Celia Villalobos, exministra y actual vicepresidenta primera de la Mesa del Congreso.

La renuncia como diputado de García Urbano obligará al partido a buscar a un nuevo cabeza de lista para la Cámara Baja en caso de que se volvieran a celebrarse nuevas elecciones generales el próximo 26 de junio. Villalobos, hace solo dos días, se postuló para el puesto. “Me encantaría ser número uno, pero si el partido dice que no, no voy a hacer de esto una cuestión de guerra. Si quiere poner a otro alcalde, que lo ponga”, subrayó la veterana política.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_