Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Discrepancias sobre si hubo botellón en el exterior del Madrid Arena

Los abogados de las acusaciones particulares mantienen que se agolparon miles de jóvenes mientras las defensas lo niegan

Grabación del interior del Madrid Arena la noche de la fiesta.

El visionado de las imágenes de las cámaras de videovigilancia del pabellón Madrid Arena, en el que murieron cinco jóvenes en la fiesta de Halloween celebrada el 1 de noviembre de 2012, ha vuelto a dividir a las distintas partes personadas en el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial desde enero. Mientras las acusaciones particulares, ejercidas por las familias de las cinco fallecidas, han mantenido que se congregaron gran cantidad de personas en los alrededores del recinto municipal, las defensas han alegado que no se produjo tal multitud.

El juicio ha entrado esta semana en la fase documental y pericial, donde se están visionando las grabaciones de aquella noche y los distintos especialistas que han participado en la instrucción están ratificando los informes que elaboraron para el caso. Hoy han estado dos especialistas de Policía Científica que han destacado en su escrito que entre las acreditaciones de la fiesta estaban dos a nombres de los dos socios de Kontrol 34 Carlos Manzanares y Emilio Belliard. Su puesto era como responsable del servicio de orden. Estos siempre han negado que estuvieran en el Madrid Arena trabajando. Tan solo fueron a saludar al promotor, Miguel Ángel Flores.

En el visionado de las cámaras se ha visto cómo había bastantes personas haciendo botellón en la zona del Lago de la Casa de Campo y frente a la puerta F-14, en el exterior del recinto. En un momento dado, alrededor de las tres de la madrugada, se abre ese portón de carga y comienza a entrar en el recinto gran cantidad de personas, que no son sometidas a ningún control ni cacheo. Este tumulto se mantiene hasta las 3.19, cuando ya desciende. Pero de todos modos sigue entrando gente hasta 40 minutos después de su apertura.

Pista central abarrotada

Una de las escenas que más ha llamado la atención es que cuando está actuando el discjockey Steve Aoki, el plato fuerte de la fiesta, la pista central del pabellón estaba completamente abarrotada de tal modo que no entraba ninguna persona más. Esto fue lo que generó la mortal avalancha entre la gente que quería salir por uno de los tres únicos accesos permitidos y los que querían entrar a ver su recital. Algunos empleados de seguridad impidieron incluso que entraran por otras zonas.

También ha sido sorprendente ver a responsables de seguridad colocando cintas y vallas en la llamada Cota 5, la planta intermedia del recinto, de forma que se impedía entrar a esa parte a los asistentes. De esta forma, o estaban en la parte superior o se tenían que dirigir directamente a la pista, en uno de cuyos vomitorios se produjo la mortal avalancha.

Otras de las escenas visionadas hoy ha sido el traslado de una de las víctimas desde la enfermería, situada en la parte baja del recinto y atendida por el exconcejal del PP y fundador del Samur, Simón Viñals, a la parte exterior del recinto

El juicio continuará mañana con una nueva vista en la que se seguirá con el visionado de las cámaras solicitadas por las defensas. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram