Collboni dice que el ‘sí’ a las cuentas de la alcaldesa está “bien enfocado”

El visto bueno a los presupuestos es el paso previo a que el PSC entre en el Gobierno municipal

Jaume Collboni.
Jaume Collboni.JOAN SÁNCHEZ

El PSC todavía no ha decidido qué votará en la modificación presupuestaria de 275 millones de euros del Gobierno de la alcaldesa Ada Colau, pero las negociaciones “están bien enfocadas”. Lo explicó ayer el jefe de filas de los socialistas en el ayuntamiento, Jaume Collboni, cuyo visto bueno a los presupuestos es el paso previo a entrar en el Gobierno municipal.

El Ejecutivo debe negociar ahora los flecos con PSC, ERC (que pide desencallar el traslado de la Modelo) y la CUP (molestos por el apoyo de Colau a la Guardia Urbana en el caso Garganté). La aprobación definitiva se someterá a votación en el pleno de finales de mes.

Collboni desglosó las alegaciones de su grupo a las cuentas, coincidiendo con el último día para presentarlas. Además de 15 millones de euros para reforzar los servicios sociales, inversiones en los barrios y para rehabilitación, entre otros, los socialistas exigen a Colau una partida de medio millón de euros para poner en marcha un plan piloto para introducir una hora de lengua inglesa extra en tres escuelas ubicadas en barrios desfavorecidos.

Collboni puso especial acento en lo que llama “la sexta hora de inglés” como medida que “evita las desigualdades”. “Estamos obsesionados en las medidas a medio y largo plazo que combatan las desigualdades de raíz”, dijo en referencia a las diferencias de oportunidades laborales entre los jóvenes de la ciudad que conocen o no una tercera lengua.

Críticas a un “parche”

Desde CiU, fuentes del grupo municipal criticaron que Colau no sea capaz de aprobar un presupuesto propio y acabe modificando la prórroga del que dejó el exalcalde Xavier Trias. Los convergentes insistieron de nuevo en el descenso que sufrirá la tesorería municipal, “que CiU dejó en 285 millones y quedará en solo 42”. También cuestionaron que la modificación de crédito conlleve hacer un Plan Económico Financiero, que supone estar intervenido puntualmente, y que evite los procesos participativos.

Ciutadans criticó unos presupuestos que tachó de “parche consecuencia de la incapacidad del Gobierno municipal de dialogar”, en palabras de la líder del grupo, Carina Mejías. Desde el PP, Alberto Fernández Díaz, criticó que la aportación para la reanudación de las obras del metro a la zona franca “se hará recortando inversiones en los barrios”.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS