Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo critica las “democracias asamblearias revestidas de frescura”

El presidente de la Xunta rechaza “rupturas” políticas en el acto de conmemoración del 35º aniversario del Estatuto de Galicia

Feijóo, en primer término, finaliza su discurso ante las autoridades asistentes al acto.
Feijóo, en primer término, finaliza su discurso ante las autoridades asistentes al acto.

En el acto de conmemoración del 35º aniversario del Estatuto de Autonomía de Galicia, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha rechazado este miércoles las “rupturas” políticas de cualquier clase y ha abogado en su lugar por las “reformas progresivas”. No citó Feijóo expresamente el conflicto catalán, pero este se intuyó tanto en su discurso como en los de otros intervinientes en el acto que defendieron el modelo de Galicia como nacionalidad histórica “perfectamente integrada y solidaria sin complejos en España”, en palabras del presidente del Parlamento gallego, el también popular Miguel Santalices.

Pese a que lo celebrado era el aniversario de la promulgación del Estatuto de 1981, el acto organizado por el Parlamento de Galicia se centró en el reconocimiento de los presidentes que ha tenido hasta ahora la Cámara gallega. El propio Feijóo obvió cualquier mención a una posible reforma estatutaria en Galicia, como la que prometió en 2009 y que aparcó tras llegar a la Xunta, y optó por realizar una defensa del parlamentarismo con la que aprovechó para mandar también un mensaje a las nuevas fuerzas políticas de izquierda.

El presidente gallego contrapuso la “democracia parlamentaria” actual frente a la “democracia asamblearia”, a su juicio falsamente “revestida de una nueva frescura”. Feijóo lamentó las críticas que se lanzan en ocasiones a la falta de representatividad de los parlamentos y recordó que “ningún pueblo dotado de un parlamento renunció nunca voluntariamente a él”. “No hay democracia sin parlamento, ni parlamento sin democracia”, sentenció.

También el presidente de la Cámara autonómica destacó el modelo gallego de autonomía elegido por un pueblo “poco dado a reacciones extremas como las de los que promueven rupturas que no interesan a nuestra gente”. Frente a esas “aventuras peligrosas”, Santalices parafraseó el lema que emplea el Gobierno gallego para publicitarse: “Vamos por el buen camino”. Él fue el único que hizo mención en su intervención al Estatuto de Autonomía que cumple años, y que vinculó con el plebiscitado en 1936 pero que “no se pudo promulgar desgraciadamente por el comienzo de la Guerra Civil”. “El Estatuto del 36 permitió a Galicia acceder a su autonomía como nacionalidad histórica” en 1981, destacó, logro que atribuyó a “los esfuerzos de Castelao, y de tantos otros patriotas”.

En el acto de este miércoles el Parlamento entregó sus medallas a sus expresidentes, los ya fallecidos Antonio Rosón y Victorino Núñez, recogidas por familiares, y los presentes Tomás Pérez Vidal, Xosé María García Leira, Dolores Villarino y Pilar Rojo. Al acto también asistieron los expresidentes socialistas de la Xunta, Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño.