Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iceta media con En Comú Podem para facilitar el pacto de investidura

El socialista se ha reunido cuatro veces con Xavier Domènech desde el 20-D

Iceta
Miquel Iceta (PSC) atiende a los medios. J.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se ha convertido en un valioso peón de Pedro Sánchez y su máximo valedor en Cataluña para hacer posible el acuerdo que le lleve a La Moncloa. Hombre acostumbrado a muñir pactos de todos los colores, Iceta mediará ahora con En Comú Podem para sumarlos a la investidura y para eso deberá buscarse una salida airosa entre ambas partes sobre el referéndum independentista de Cataluña

Miquel Iceta no votó a Pedro Sánchez el 13 de julio de 2014, en las elecciones primarias que le alzaron a la secretaría general del PSOE, pero a las pocas semanas empezaron a fraguar una sintonía insólita hasta entonces entre los líderes de ambos partidos. Tan es así, que Iceta forma parte del equipo de los dirigentes del socialismo español que se han reunido cada viernes en Madrid desde el 20-D para analizar las negociaciones para formar Gobierno.

Ambos secretarios generales hablan prácticamente cada día y fuentes del PSOE califican la relación de “máxima confianza”. En el PSC se valora igualmente la entrega de Pedro Sánchez en las elecciones catalanas, cuando estuvo 12 días haciendo campaña por Iceta, algo también insólito hasta entonces.

Conocedor de los entresijos del Gobierno y del Estado, en la sede de Ferraz valoran de Iceta su experiencia y formación. Fue director del departamento de Análisis del Gabinete de Presidencia del Gobierno con Narcís Serra de 1991 a 1995 y ha estado toda la vida en la sala de máquinas del PSC. Iceta es socialista antes de que se fundara el Partit dels Socialistes de Catalunya en 1978, pues proviene del PSP que lideró Enrique Tierno Galván.

Ahora tiene ante sí el reto de negociar con Xavier Domènech para sumar a los 12 diputados de En Comú Podem al pacto de investidura. Desde las elecciones generales, Iceta y Domènech se han reunido en cuatro ocasiones: dos con fotógrafos y dos de manera privada. Antes de Semana Santa ya quedaron en volver a repetir el encuentro con discreción, pero la propuesta de Pablo Iglesias, avalada por Sánchez, de que Domènech e Iceta pacten una propuesta sobre el referéndum en Cataluña les sitúan en el centro del debate.

El pasado 20-D Podemos arrebató al PSC la bandera de la consulta legal y acordada que los socialistas catalanes habían enarbolado hasta las autonómicas del 27 de septiembre. En el programa electoral de esa cita, el PSC propuso la reforma de la Constitución para solucionar el encaje político de Cataluña, aunque en los últimos días Iceta repite una idea que antes formulaba con cuentagotas: si esa reforma no es aprobada por los catalanes habrá que redactar una ley para celebrar un referéndum sobre la independencia, como ocurrió en Canadá con ley de la claridad para Quebec.

Es una propuesta que volvió a repetir ayer en Radio Nacional y que comparte Carme Chacón, diputada del PSC en el Congreso e integrante de la ejecutiva federal del PSOE, aunque queda por ver cómo se acoge en el socialismo español y entre los diputados catalanes de Podemos. En cualquier caso, la negociación de Domènech e Iceta estará “tutelada” por la dirección del socialismo español, explican fuentes del PSOE, algo a lo que el PSC no pondrá obstáculos porque lo que está en juego es la presidencia del Gobierno.

Iceta se negó ayer a realizar cualquier comentario después de la propuesta de Iglesias de situarlo como un peón de la negociación. El líder del PSC fue el primer dirigente socialista que abogó porque Sánchez llegara a presidente con el apoyo directo o la abstención de Ciudadanos y Podemos. El tiempo parece haberle dado la razón, pero también tiene claro que si se constituyera un Gobierno de esas características, debe ser “un Gobierno, no dos”, que tendrá “un presidente, no dos”, además de “garantías de cohesión y eficacia en el trabajo”. Iceta no olvida la experiencia de los dos tripartitos en Cataluña.

.