Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC eleva al Constitucional las ponencias de las leyes de desconexión

Los socialistas rechazan participar en una iniciativa legislativa que no desean

Miquel Iceta, líder del PSC.
Miquel Iceta, líder del PSC.

El Partit dels Socialistes ha presentado este jueves ante el Tribunal Constitucional un recurso de amparo contra la decisión de la Mesa del Parlament, con mayoría de Junts pel Sí, de dar luz verde a que las leyes de desconexión (de protección social, régimen jurídico y administración tributaria) se tramiten en forma de ponencia conjunta. Los diputados socialistas, los primeros de la Cámara en acudir al Alto Tribunal, reclaman la nulidad de las ponencias al considerar que vulneran el derecho fundamental de igualdad en el ejercicio del cargo, recogido en el artículo 23.2 de la Constitución.

El recurso se centra básicamente en la mecánica parlamentaria y no se detiene a ahondar en el debate secesionista. El documento recuerda que fueron los propios servicios jurídicos del Parlament los que desaconsejaron la creación de la ponencia conjunta por dos razones: primero porque el ámbito de las futuras leyes podría desbordar el marco competencial del Estatuto (artículo 62.2 de la norma de cabecera) y porque la creación de una ponencia conjunta cuando solo la apoyan dos grupos (Junts pel Sí  y la CUP) podría correr el riesgo de ser "un acto arbitrario", de acuerdo con el artículo 9.3 de la Constitución.

En declaraciones al Parlament, Ferran Pedret, diputado del PSC, ha explicado que los derechos de los parlamentarios quedan afectados y ha defendido que tienen derecho a que se respete el reglamento. "Se ha hecho caso omiso al informe de los juristas y se nos fuerza a tener una iniciativa legislativa que no deseamos. Es innecesario someter al reglamento a tensiones innecesarias", ha afirmado en alusión a que los socialistas rechazan tener que ser cotitulares de una ponencia que no desean por mucho que los impulsores de la misma les inviten después a descolgarse de ella.

Junts pel Sí y la CUP han optado por la fórmula de la ponencia conjunta y no por una proposición de ley para evitar la impugnación del Tribunal Constitucional. Los socialistas consideran que de esa forma evitarán el recurso al no estar obligados a presentar un articulado que podría quedar impugnado. Su idea es que no circulen documentos oficiales para frenar los posibles recursos y aplicar prórrogas parlamentarias hasta agotar el mandato y acercarse a las elecciones.

Se nos fuerza a una iniciativa legislativa que no deseamos", afirma Ferran Pedret

Los socialistas han sido los primeros en presentar el recurso ante el TC y probablemente lo harán también el PP y Ciudadanos. La diputada Andrea Levy invitó a los dos grupos antiindependentistas a actuar de forma conjunta repitiendo la unidad de acción que exhibieron el 9-N de 2015 cuando Inés Arrimadas, Miquel Iceta y Xavier García Albiol se fotografiaron ante el Constitucional cuando fueron a presentar un recurso contra la convocatoria del Pleno para debatir la declaración del inicio del proceso de independencia del 9-N.

Pedret, sin embargo, ha afirmado que no han mantenido ningún contacto con el PP y ha atribuido las palabras de la popular a un gesto de "estrategia comunicativa". El diputado socialista ha considerado que cada grupo tiene derecho a exponer sus propios argumentos jurídicos ante el TC y ha ironizado cuando se le ha preguntado por qué no habían realizado la iniciativa junto a Ciudadanos tras el acercamiento entre ambos partidos: "Ha habido un acuerdo de investidura. No estamos hablando de una fusión organizativa y nada que se le parezca".