Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cruce de acusaciones por la basura en las vías del tren

L’Hospitalet y Montcada i Reixac denuncian que la limpieza es insuficiente y Adif alega "incivismo"

Desperdicios junto a la vía del tren en Montcada i Reixac este jueves.
Desperdicios junto a la vía del tren en Montcada i Reixac este jueves.

El último episodio de caos que sufieron los usuarios de Rodalies esta semana debido al incendio de los residuos acumulados en una estación abandonada reabre el problema sobre la acumulación de basura en los márgenes de las vías del tren. Neveras, colchones, llantas o muebles se amontonan en la “zona de seguridad”, que ocupa varios metros a cada lado de la senda del tren y es propiedad exclusiva de Adif.

El ayuntamiento de L’Hospitalet instó este miércoles a Adif a mantener limpias las vías para evitar sucesos como el ocurrido en Barcelona, que colapsó el acceso ferroviario a la ciudad. La alcaldesa Núria Marín exigió que se limpie la zona de la línea de Vilafranca, que en muchas ocasiones ha causado molestias a los vecinos. Marín criticó la “dejadez y la sordera” de la empresa ante las peticiones de este ayuntamiento, que reiteró su reclamación en el Pleno del pasado enero.

Desde Adif aseguran que sus brigadas de limpieza actuaron en mayo de 2015 y este mes de enero, pocos días antes del Pleno, en la zona afectada. La empresa sostiene que invirtió 80.000 euros en una “limpieza integral” y que, tras la última intervención, “dos días después volvía a haber residuos”. El consitorio de L’Hospitalet dice que no ha obtenido respuesta de la empresa, pero el área de infraestructuras de Adif manifiesta que puede acreditar un “contacto semanal” con sus responsables de urbanismo.

La empresa pública es la encargada de realizar tanto el mantenimiento como la limpieza de toda la superficie ferroviaria ya que las brigadas de los ayuntamientos no pueden acceder. Los consistorios solo pueden informar a Adif cuando detectan un problema, si intentasen acceder a los terrenos serían denunciados por intromisión en una propiedad privada.

Adif insiste en que los residuos “no tienen origen en la explotación ferroviaria”. “El problema es la gente que se dedica a convertir las vías en vertederos”, advierten fuentes de la compañía, que achacan a un problema de “incivismo” toda la suciedad acumulada.

El Ayuntamiento de Montcada i Reixac, que cuenta con seis estaciones de tren –una abandonada– y cuatro vías ferroviarias además de la soterrada del AVE, se queja de que “la situación no es puntual” y que “notifica” a Adif cuando considera que los vertidos pueden poner en peligro la salud, aunque “no siempre responden”. “Más allá de las limpiezas periódicas, si nos llaman vamos; con el coste que eso supone para todos”, aseveran desde la empresa pública.

En Montcada apuntan que realizan “reclamaciones constantes” para que se mantenga limpia la estación de Sant Joan, abandonada desde 1992. La alcaldesa del municipio, Laura Campos, envió este jueves una carta al subdirector de estaciones del noreste de Adif, Armando Brigos, en la que expresa su “preocupación” porque se puede acceder con facilidad a la estación y el espacio acumula mucha suciedad. La edil denuncia un “trato denigrante” hacia esta población.

“No se trata de culparnos unos a otros”, sostienen fuentes de Adif, que instan a los ayuntamientos a encontrar “fórmulas entre todos para evitar que esto pase” y “concienciar” a la ciudadanía de que “las vías no son vertederos”.