Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ICV apuesta por el partido que promueve Colau pero rechaza desaparecer

Los ecosocialistas ya están preparando su XI Asamblea que se celebrará el 8 y 9 de abril

Iniciativa per Catalunya ha empezado el proceso con vistas a su XI Asamblea del 8 y 9 de abril en el que sentará las bases de su proyecto. La ponencia política de los ecosocialistas defiende con convicción la creación del partido de izquierdas verbalizado por Ada Colau pero paralelamente apuesta por reforzar su propia organización. El texto sugiere que la futura formación se articule como una “cooperativa política” en el que “nadie es más que nadie”. En el documento, ICV reivindica su capital político y experiencia. El documento se aprobará hoy en el Consejo Nacional y se conocerá quienes se postulan para relevar a Joan Herrera y Dolors Camats.

Joan Herrera y Dolors Camats en el Parlament.
Joan Herrera y Dolors Camats en el Parlament.

La ponencia política que la dirección someterá a debate recuerda que la Asamblea de hace tres años, en Viladecans, ya constató la necesidad de que la mayoría social del 15-M se transformara en mayoría política y se articulara la confluencia. Bajo esa premisa, el documento plantea una doble vía, que considera compatible: por un lado, aspira a que Iniciativa sea un partido “fuerte y cohesionado” asegurando una vida orgánica “que le permita avanzar como colectivo” y reforzar sus bases. Pero, a la vez, invita al partido a ser lo suficientemente “flexible” para encarar los nuevos tiempos y las alianzas para lograr la hegemonía de la izquierda.

Por ello, la ponencia no duda en subrayar la bondad de la confluencia y sostiene que a Iniciativa le “conviene” la creación del espacio. El documento apuesta por la construcción admitiendo que “no somos la vanguardia de nada pero tampoco la retaguardia de nadie”—; apela a que los eventuales socios comparten programas e idearios compartidos y señala que ese camino es “compatible” con el capital político de ICV. “Todos los que queremos sumar somos imprescindibles (...) Sin exclusiones de ningún tipo, sin despreciar ningún capital político”, reza el documento en una alusión directa al entorno de Colau.

La alcaldesa anunció hace tres semanas la voluntad de crear la nueva formación sin dar más pistas de que no quiere ni una coalición ni una “sopa de siglas”. Esa estrategia supone un interrogante de cómo se integrarán los nuevos partidos en esa estructura pero todos ya se están posicionando: Colau reivindica su liderazgo; Podem pone en valor su marca y, aunque ésta acabe desapareciendo, se autoproclama el actor central del proceso.

Iniciativa es el primer socio que ha dibujado cómo debería construirse el nuevo partido que, a su juicio, debería perseguir el ideal del PSUC. Su idea es repetir el éxito de esa marca, aunque sin repetir la fórmula de cómo se gestó, una fusión de partidos. Su propuesta es crear una “cooperativa politica” que subordine “el interés particular al común respetando la diversidad de culturas políticas que confluyen”. Y el mensaje a Colau es claro: que todo el mundo se sienta protagonista y nadie invitado y donde “nadie sea más que nadie”. El documento reivindica el patrimonio de los ecosocialistas recordando la cultura unitaria que forjó el PSUC e ICV al saber leer las alianzas estratégicas; por “la madurez” de la militancia y por “la experiencia política” de sus cuadros.

El plan será remitido a las agrupaciones territoriales para que presenten enmiendas. El documento se presentará hoy en el consejo nacional y probablemente se conocerán los candidatos que aspiran a sustituir como coordinadores a Joan Herrera y Dolors Camats. La dirección apuesta por el eurodiputado Ernest Urtasun como líder del partido.