Interior paga 200.000 euros a una víctima de las pelotas de goma

Tanno fue herido por un Mosso durante la celebración en la plaza de España de la victoria de la selección española al Mundial de fútbol

Nicola Tanno, a la comisión sobre pelotas de goma del Parlament el 2013.
Nicola Tanno, a la comisión sobre pelotas de goma del Parlament el 2013.M. Minocri

El Departamento de Interior ha indemnizado con 200.000 euros Nicola Tanno, que perdió un ojo por el impacto de una pelota de goma el 12 de julio del 2010, según informó este martes en un comunicado la entidad Stop Bales de Goma. Tanno fue herido durante la celebración de la victoria de la selección española al Mundial de fútbol a la plaza de España.

El juez que ha instruido el caso fijó en septiembre la fianza para cubrir las lesiones y los gastos que ha tenido que desembolsar el joven. El que no ha podido acreditar es qué agentes de los Mossos d'Esquadra causaron las heridas a Tanno. De hecho, el juez había archivado la causa previamente en dos ocasiones por falta de autor a pesar de concluir que, después de cruzar la Gran Via mientras “andaba tranquilamente”, el joven “recibió un fuerte impacto de una pelota de goma lanzada por un agente escopeta de los Mossos d'Esquadra”.

Tanno recuerda que, llegados a este punto, tenía que elegir entre tres opciones. “Seguir judicialmente con el riesgo que se volviera a archivar por tercera vez, reclamar económicamente los daños en un proceso civil que podía durar unos cuántos años o llegar a un acuerdo con la Generalitat”. Finalmente, optó por la última, siempre que, además de la indemnización, obtuviera un mea culpa por parte de los responsables de Interior.

Según este acuerdo, el consejero de Interior, Jordi Jané, ha mandado una carta a Nicola Tanno en que afirma que lamenta profundamente los hechos y pide disculpas por las lesiones sufridas. “Aquella actuación no tenía la intención de ocasionarle ninguno mal [...] Tengo la seguridad que a pesar del acuerdo que finalmente se ha cerrado, no se podrán reparar nunca totalmente los perjuicios que se le han causado”, añade Jané.

Tanno valora positivamente el gesto del consejero. “Los Mossos como cuerpo policial no han admitido nunca la culpa. Ramon Espadaler [el antiguo consejero de Interior] habló de víctimas, pero tampoco admitió ninguna responsabilidad. Jordi Jané cogió el teléfono martes y me llamó para pedirme disculpas y posteriormente me mandó una carta”, explica a este diario. Aún así, lamenta que “nadie, sospechosamente tampoco ningún otro policía, vio quién disparó, el que haya sido me dejó tuerto y sigue trabajando, no le pasará nada”, lamenta Tanno.

Los incidentes se produjeron el julio del 2010, sólo dos meses después de que este joven aterrizara en Barcelona procedente de Italia para abrir una nueva etapa de su vida. Más de cinco años después del accidente que le cambió la vida, se muestra contento de poder pasar página. “Es un final de ciclo para mí. Llegué a Barcelona el mayo del 2010 y en julio estaba ingresado en el hospital. Por fin se ha acabado la pesadilla y cierro una página muy dura de mi vida”, admite el hombre, que actualmente trabaja en una empresa cerca de Tarragona dedicada a los estudios de mercado en el sector turístico.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Govern ya pagó más de 260.000 euros como compensación a Ester Quintana –que también perdió un ojo por el impacto de una pelota de goma– a pesar de que formalmente sigue sin admitir que los Mossos causaran el incidente. La investigación judicial sí que lo ha acreditado y dos agentes antidisturbios irán a juicio por eso.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS