Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcalá denuncia la desaparición de dos expedientes urbanísticos

El Ayuntamiento sostiene que los documentos se habrían extraviados antes de la toma de posesión de mayo

Vista de la fachada de la calle de Escritorios, 11 en Google Maps.
Vista de la fachada de la calle de Escritorios, 11 en Google Maps.

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha denunciado este miércoles ante la fiscalía la desaparición de dos expedientes urbanísticos relacionados con un inmueble situado en la calle de Escritorios, 11, en pleno casco histórico, por lo que contiene elementos que se deben preservar. Los documentos, que pertenecen a la concejalía de Urbanismo, desaparecieron antes de producirse el traspaso de poderes por el anterior Gobierno del PP, tal y como alega la coalición de izquierdas (PSOE, IU y Somos Alcalá) que, desde mayo, gobierna en esta localidad de 200.000 habitantes.

El Consistorio ha notificado en los tribunales los hechos siguiendo la recomendación de un informe elaborado por un trabajador municipal que, designado por el Equipo de Gobierno, ha investigado sin éxito desde diciembre el paradero de los expedientes. Ha sido una especie de investigación interna. El Ejecutivo local ha rehusado hacer público el contenido de los expedientes, pero sostiene que podría documentar irregularidades en las obras realizadas en el inmueble, que data de hace varios siglos y es propiedad de un particular. "Es imprescindible que cualquier asunto extraño sea investigado con rigor y, si procede, se eleve a la fiscalía. El compromiso con el buen uso de lo público debe ser incondicional", ha asegurado el alcalde, Javier Rodríguez Palacios.

Fuentes cercanas al caso explican que se tiene constancia de la existencia de esos dos expedientes porque, aunque no aparecen, sí se han registrado los recibí. Además, no se tiene constancia de que ninguno de los documentos haya pasado por la Junta de Gobierno para la adopción de acuerdo por parte de los grupos políticos. Sin embargo, existe una relación emitida por el anterior concejal de Urbanismo, Jesús Domínguez (PP), de que los expedientes obraban en su poder. La denuncia ha sido remitida a la fiscalía, tal y como aconsejaba el procedimiento de información reservada. Será el ministerio público el que determine ahora si hay que investigar el paradero de los expedientes: el primero, sobre la modificación de la fachada del inmueble, y el segundo sobre la construcción de 13 viviendas y un local comercial.

El PP, sin información oficial

El portavoz del PP en la localidad, Víctor Chacón, ha rehusado valorar la desaparición de los documentos porque afirma no conocer la situación. "Oficialmente, el Gobierno local no nos ha comunicado nada, ha preferido informar antes a la prensa que a los grupos políticos. No sabemos a qué personas ni a qué expedientes se hace referencia". Tendrán que esperar hasta el viernes, cuando el Ejecutivo municipal ha convocado una reunión extraordinaria de la Comisión Permanente de Pleno del Área de Ciudad, Territorio y Medio Ambiente para explicar la situación al resto de grupos políticos.

Chacón sostiene que su partido no será un obstáculo para la investigación y que ayudará a llegar hasta el fondo de la cuestión. Sin embargo, en su opinión el Equipo de Gobierno conoce la desaparición de los expedientes desde julio. "No es hasta hace dos semanas cuando se abre un procedimiento de información reservada para conocer los hechos". Su grupo votó a favor, así que hubo unanimidad. "Se ha actuado con alevosía e intencionalidad filtrando el tema a la prensa. Cualquier situación irregular tiene que ser puesta en conocimiento de la fiscalía, pero que se informe a la prensa revela que hay algo más", subraya Chacón. En su opinión, dicha publicidad se ha hecho con demasiada rapidez. Y se pregunta: "¿Quién repara el daño de los involucrados si la fiscalía no detecta irregularidades?"

El robo de gasóleo municipal en 2013

El Ayuntamiento de Alcalá ha abierto este miércoles una investigación interna, un proceso denominado información de carácter reservado, sobre los 700 litros de gasóleo de propiedad municipal que fueron robados en la Navidad de 2013. 

La propuesta, que ha sido presentada por Ciudadanos, tratará de aclarar las posibles irregularidades del presunto uso privado de bienes públicos, ha informado el Ayuntamiento en una nota. Del supuesto robo, el anterior Gobierno municipal, del PP, tuvo constancia tras el accidente que el 23 de diciembre de 2013 sufrió en Via Complutense una furgoneta, propiedad de un particular, que cargaba el combustible sustraído.

Ya existían actuaciones policiales y judiciales en marcha, pero los partidos que forman el Gobierno de la ciudad (PSOE, IU y Somos Alcalá) consideran necesario conocer "la cadena de decisiones político-administrativas" para que bienes públicos terminaran, presuntamente, en manos de una empresa privada para usos particulares.

El PP, partido al que pertenecían varios de los concejales involucrados en la investigación, Marcelo Isoldi (sigue siendo edil en la actualidad) y Virginia Sanz, ha votado a favor de que se depuren responsabilidades. El caso podría estar vinculado a la operación Flauta, una trama de corrupción y saqueo del dinero público del Ayuntamiento de Alcalá emparentada con la Púnica.

"Más allá de la posible depuración de responsabilidades, el Ayuntamiento pretende evitar que se produzcan de nuevo situaciones de este tipo que suponen un claro perjuicio al patrimonio municipal", concluye la nota facilitada por el consistorio. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram