Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tras la decisión de la formación anticapitalista, ¿ahora qué?

El 9 de enero vence el plazo para investir presidente

Si Mas no logra apoyo, el domingo 10 quedarán convocadas nuevas elecciones

Antonio Baños, junto al diputado Albert Botran
Antonio Baños, junto al diputado Albert Botran.

Tras el empate en asamblea de la CUP sobre la investidura de Artur Mas, el 'president' de la Generalitat en funciones tiene hasta el 9 de enero para ser investido. La formación anticapitalista convocará a partir de este lunes a las asambleas territoriales y el consejo político tomará la decisión final el sábado día 2.

Si ese día 9, ni Artur Mas ni otro candidato alternativo es nombrado presidente, el domingo día 10 quedarán convocadas automáticamente nuevas elecciones anticipadas para el mes de marzo. Serían las cuartas en algo más de cinco años (2010, 2012, 2015 y 2016).

El calendario que estaba previsto inicialmente para esta semana, ahora queda en el aire. La Mesa del Parlamento autonómico se reunirá este lunes —la convocatoria está fijada desde hace días con el pretexto de celebrar un pleno sobre la pobreza que demandan el PSC y Catalunya Sí que es Pot— y también lo hará la Junta de Portavoces. Pero no darán luz verde a debate de investidura alguno, tras la decisión de la CUP. Con el reglamento del Parlament en la mano y siempre en el supuesto de que ese consejo político decida investir a Mas, la Mesa del Parlament podría reunirse el día 4 y repetir el esquema que se tenía previsto para esta semana. Es decir, que Carme Forcadell, presidenta del Parlament, inicie la ronda de conversaciones con el resto de grupos y que el debate de investidura se celebre en ese supuesto el día cinco, víspera de Reyes.

Previsiblemente, Mas no sería elegido por mayoría absoluta —tiene 62 escaños y necesitaría que seis de los 10 diputados de la CUP le dieran su voto— y debería esperar 48 horas, es decir, hasta el día 7 para ser investido. En este caso le bastaría la mayoría simple: con dos votos de la CUP, Mas saldría investido presidente. Todo este esquema está supeditado a la decisión definitiva que tome Artur Mas: si aguardan seis días más de suspense u opta ya por renunciar.


Más información