_
_
_
_
_

En Comú Podem gana en ocho de los diez distritos de Barcelona

La alcaldesa Ada Colau logra 40.000 votos más que en mayo y sale reforzada

Ada Colau y Xavier Domenech celebran los resultados.
Ada Colau y Xavier Domenech celebran los resultados.A. Garcia

En Comú Podem ganó ayer en Barcelona con un 26,6% de los votos. La formación de la alcaldesa Ada Colau se impuso en ocho de diez distritos, todos salvo Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi, donde la victoria la obtuvo Democràcia i Llibertat. En el global de la ciudad, el segundo partido fue ERC (15,2%) y el tercero la marca de CiU (14,5%). El PSC pasó de ser segunda fuerza en 2011 a cuarta ayer, con el 13,2% de los votos: por el camino se ha dejado casi 90.000 papeletas. Los dos últimos puestos fueron para Ciutadans (13,1%) y PP (12,7%). Los resultados incrementan el apoyo que Colau obtuvo en las municipales de mayo: de ganar en seis distritos ha pasado a ocho. En votos, de los 176.500 cosechados entonces ha pasado a 217.000.

De hecho, con 40.000 papeletas más que en mayo, Ada Colau sale reforzada de las elecciones de ayer. En una alcaldía donde solo cuenta con 11 de 41 concejales, su victoria de ayer y la apuesta por el referéndum le acercan a formaciones como ERC y la CUP. En Comú Podem ganó holgadamente, a mucha distancia de las cinco fuerzas siguientes, que se colocaron, como un pelotón, con porcentajes de entre el 15,2% y el 12,7% (entre 123.000 y 103.000 papeletas).

Los mayores porcentajes de apoyo al partido de Colau se registraron anoche en Ciutat Vella (35,3%) y Nou Barris (31,4%), el distrito que más apoyó a la alcaldesa. En otros tres distritos, Sant Andreu, Sant Martí y Sants-Montjuïc, En Comú Podem obtuvo más del 30% de los votos.

ERC, segunda fuerza

El segundo puesto lo obtuvo ERC, que en las generales de 2011 fue la quinta fuerza en Barcelona. Más que duplica los votos de entonces, de 54.800 a casi 124.000, un resultado que en clave local puede dar fuerza al grupo municipal para postularse como socio preferente de Colau en el Ayuntamiento de Barcelona.

Democràcia i Llibertat, en cambio, y pese a aguantar en el primer puesto en Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi, pierde 93.000 votos respecto a las generales de hace cuatro años. En porcentaje de votos, ha pasado de ser primera fuerza con el 18,6% a tercera con el 14,5%.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, el PSC pasó de segunda fuerza con el 17,3% en 2011 y 197.526 votos a cuarta fuerza, con el 13,2% y 108.000 papeletas. Los socialistas, con todo, aguantaron en el segundo puesto en cinco distritos: Ciutat Vella, Horta-Guinardó, Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí.

En la capital catalana el quinto puesto fue ayer para Ciudadanos, que cosechó el 13,1% de los votos. El partido de Albert Rivera —tercera fuerza en el Ayuntamiento, donde tiene cinco de los 41 concejales— logró imponerse en Nou Barris en las pasadas elecciones autonómicas. Fue el único distrito donde entonces se impuso Ciutadans, una mancha naranja en un mapa de la capital que el 27S se tiñó completamente de azul al ganar Junts pel Sí. Con todo, vale la pena subrayar las cifras de voto del partido en los tres últimos comicios: 77.500 en las municipales de mayo; 155.200 en las autonómicas de septiembre y 107.000 ayer.

El PP pierde 60.000 votos

 El PP, tercera fuerza hace cuatro años en las generales con el 14,3% de los votos, quedó ayer relegado al sexto puesto: 12,71% y 60.000 votos menos. En las municipales de mayo, los populares pasaron de ocho a tres concejales; y en las autonómicas, del 14,7% en 2012 al 7% en septiembre pasado. Respecto al resultado anoche de Unió Democràtica, se quedó en séptimo lugar, con el 2,2% de las papeletas, 18.000.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Clara Blanchar
Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_