El fiscal pide dos años de cárcel a dos ‘mossos’ por la lesión a Ester Quintana

La acusación concluye que los policías “incumplieron totalmente” el protocolo policial

Ester Quintana junto con el equipo del documental
Ester Quintana junto con el equipo del documental c. Bautista

La Fiscalía ha pedido dos años de cárcel para los dos mossos d'esquadra que, presuntamente, causaron lesiones en un ojo a Ester Quintana con una pelota de goma. En su escrito de acusación, el fiscal atribuye al subinspector Eduardo C. y al agente Llorenç B. un delito de lesiones por imprudencia grave y exige, además, que se condene a cuatro años de inhabilitación para trabajar como policías.

Más información
Interior indemniza con 261.000 euros a Ester Quintana
Los ‘mossos’ apartados no recuerdan si lanzaron salvas junto a Quintana
La investigación avala la versión de Quintana frente a las tesis de Interior

Quintana fue alcanzada por un pelotazo de los antidisturbios durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012 en Barcelona. Su caso desató una tormenta política por las distintas versiones que el Departamento de Interior ha ofrecido en estos tres años sobre esos hechos. La pena de cárcel solicitada por la fiscalía se sitúa en el umbral de los dos años por lo que, en caso de condena, es muy probable que los mossos no deban ingresar en prisión.

El fiscal relata que el subinspector y el agente formaban parte de la furgoneta Drago 40, que la tarde del 14-N realizaba “funciones de dispersión” de los manifestantes en el centro de la ciudad. Poco antes de las nueve de la noche, la unidad se detuvo en la Gran Vía, justo antes de llegar al Paseo de Gràcia. El escrito destaca que, en ese momento, “la situación era de tranquilidad” y que los manifestantes se estaban marchando “voluntariamente” del lugar.

Los dos acusados “bajaron de la furgoneta”. El subinspector “dio la orden verbal” al agente “de disparar pelotas de goma con la escopeta que portaba”. El mando policial “no adoptó todas las medidas de precaución necesarias” para “evitar menoscabar la integridad física ajena”. Pese a que no existía “ningún riesgo” para los policías, Llorenç B. “efectuó dos disparos” de manera sucesiva. El fiscal concluye que ambos policías “incumplieron totalmente las normas vigentes en ese momento sobre la actuación policial durante concentraciones y manifestaciones”.

Una de las dos pelotas, en cualquier caso, impactó contra el ojo izquierdo de Quintana, que estaba a unos 40 metros de allí. La mujer “sufrió el estallido del globo ocular”, relata el fiscal, y ha perdido “por completo” la visión en ese ojo. El mismo año de los hechos, se reconoció a Quintana “un grado de incapacidad del 69%”, sigue el escrito. Y el año pasado, se le concedió la incapacidad total permanente para sus ocupaciones habituales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tres años después de negar reiteradamente que una pelota de goma causara las lesiones a Quintana, el Departamento de Interior ha cambiado su postura sobre el caso. El pasado septiembre, accedió a indemnizarla con 260.931 euros.

El consejero de Interior, Jordi Jané, ha vuelto a pedir hoy “excusas a Ester Quintana y a cualquier persona que en algún momento pueda haber sufrido consecuencias negativas por una actividad policial”. El consejero ha hecho estas declaraciones después de que este lunes se hiciera pública que la Fiscalía ha pedido dos años de prisión para el subinspector y un agente de la policía catalana, acusados de ser los responsables del disparo de la pelota de goma. El consejero se ha mostrado respetuoso con “el proceso judicial, y mucho más con la persona que ha perdido un ojo”.

 

 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS