Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Forcadell, de la agitación en la calle a presidenta del Parlament

La expresidenta de la ANC organizó las marchas independentistas

La expresidenta de la ANC, Carme Forcadell
La expresidenta de la ANC, Carme Forcadell.

A finales de 2009 Carme Forcadell (Xerta, 1956), funcionaria del Departamento de Enseñanza y regidora de ERC en Sabadell, recibió una llamada. Se la requirió para formar parte de un grupo de 40 personas que debían crear una entidad que quería unir el independentismo. Para evitar los recelos personales que hasta entonces habían lastrado los intentos de unidad secesionista, se comunicaban por correo electrónico, con un nombre en clave. Tras dos años y medio de conversaciones nacía la Asamblea Nacional Catalana y la persona identificada como MX12, Forcadell, fue escogida su primera presidenta: había formado parte del Pacto por el derecho a decidir y la coordinadora de consultas populares en los municipios, las dos raíces sobre las que germinó la ANC, y su misión era despertar al independentismo.

Lo logró en tres años de mandato en el que agitó la política de la calle: la ANC logró cada 11 de septiembre una movilización histórica de los secesionistas que cambió el rumbo de la política catalana. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, que ganó en 2010 prometiendo un pacto fiscal, cambió de rumbo e inició un proceso soberanista que ha acabado llevando a Forcadell al Parlament. Pese a militar en ERC, la expresidenta de la ANC se puso al lado de Mas en numerosas ocasiones, aunque buscando la equidistancia en los republicanos para no romper la frágil unidad en la entidad. Tras tres años de presidencia, tuvo que abandonar el cargo por la limitación de mandatos, pero su labor le sirvió para entrar como segunda en la lista de CDC y ERC, una de sus obsesiones desde la ANC. Junts pel Sí ha querido premiar su labor al situarle en la presidencia del Parlament.

Forcadell se ha caracterizado por un discurso con tonos épicos, con la independencia como futuro esplendoroso y el Estado español como el adversario que causa los males de Cataluña. Ese posicionamiento motivó que tanto la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como Albert Rivera, líder de Ciutadans, rechazaran ayer su nombramiento al considerar que no representa a todos los catalanes.

Los adversarios del “pueblo catalán”

Forcadell, mayo de 2013: “Nuestro adversario es el Estado español, lo debemos tener muy claro. Y los partidos españoles que hay en Cataluña, como Ciudadanos y el PP. Que no debería llamarse Partido Popular de Cataluña sino Partido Popular en Cataluña. Por tanto, estos son nuestros adversarios. El resto somos el pueblo catalán, y somos los que conseguiremos la independencia”.

Forcadell, mayo de 2013: “¿Por qué hacemos caso a lo que diga el Estado español? No acatemos, no acatemos”.

Más información