Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El corte del cable de fibra óptica afecta a 13.000 pasajeros del AVE

El servicio de trenes ha quedado restablecido por completo a las cuatro de la tarde

Operarios del Renfe trabajan en la vías.

La circulación de trenes de alta velocidad ha quedado paralizada en Cataluña a causa del corte de la línea principal y auxiliar del cable de fibra óptica que alimenta la señalización de la red ferroviaria. A consecuencia, el sistema de comunicaciones ha quedado inutilizado y ha impedido circular a los AVE entre las estaciones de Camp de Tarragona y Figueres-Vilafant (Girona). La incidencia ha afectado también a los trenes que salían de Madrid y a los de la línea francesa. En total, han sufrido las consecuencias del robo 13.000 personas que viajaban en 40 trenes distintos, según las últimas cifras facilitadas por Renfe este mediodía. El servicio se ha restablecido por completo a las cuatro de la tarde. 

Avería AVE: Colas para coger los autobuses hacia Tarragona ampliar foto
Colas para coger los autobuses hacia Tarragona.

“A las 10.15 hemos activado una alternativa de comunicaciones que permitirá progresivamente mover trenes”, ha asegurado el director de Renfe de viajeros en Cataluña, Félix Martín. Desde entonces los convoyes han empezado a circular y, después de aproximadamente cuatro horas de caos, la prioridad de Renfe es poder atender a la gente que se ha quedado en las estaciones. 

Fuentes de los maquinistas han explicado que la circulación de los trenes se ha iniciado sin poder utilizar el sistema de ERTMS, lo que obligaba a que los trenes circularan a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora.

Fuentes cercanas a la investigación de los Mossos d'Esquadra aseguran que la fibra óptica no tiene salida comercial por lo que las primeras hipótesis apuntaban a un acto vandálico o a la torpeza de los ladrones, aunque después se ha valorado de que se trate de un acto de sabotaje por el lugar donde se han producido, informa Alfonso L. Congostrina. Por su parte, Adif está realizando una valoración de los daños para presentar la correspondiente denuncia ante la policía catalana.

Trayecto afectado por la incidencia ferroviaria.
Trayecto afectado por la incidencia ferroviaria.

Martín ha contado que la fibra óptica está protegida por unas canaletas de hormigón en cada lado de las vías a las que no se puede acceder si no es violentamente. Un corte del cable de ambas vías entre Vilafranca y Gelida, en el kilómetro 570, ha sido el origen de la incidencia. Si circularan, los convoyes lo harían "a ciegas", ha indicado una fuente cualificada de Renfe en la estación de Sants, antes de que se anunciara que se ha puesto en marcha un servicio alternativo de comunicaciones, informa Luis Martín.

"Todo el perímetro de la vía está vallado y formará parte de la investigación policial para determinar la circunstancias del robo", ha asegurado Félix Martín, que ha añadido que todo el personal de Renfe está volcado en la atención a los clientes afectados. Sin embargo, no ha asegurado que se les devuelva el dinero de los billetes. A la una del mediodía el centro de clientes de Renfe en Sants abona el importe del trayecto a los pasajeros que esta mañana no han llegado a subir al tren.

Colas en la ventanilla de reclamaciones de Sants.
Colas en la ventanilla de reclamaciones de Sants.

Según Martín, algunos de los afectados son directivos de la compañía, entre los cuales se ha confirmado que estaba el presidente de Renfe, Pablo Vázquez.

Hay dos trenes que se han quedado a medio trayecto, uno en Riells i Viabrea (Girona) con 170 pasajeros y otro en Gelida, con 349. El de Riells ha sido el primero en volver a circular.

Los bares de la estación de Sants no han dado abasto desde primera hora de esta mañana por la acumulación de pasajeros que no han podido emprender su trayecto. Los que viajaban por trabajo no se lo han tomado con el mismo humor que los que tenían coger el tren por cuestiones personales. Las operadoras de alquiler de coches han tenido que recurrir a flotas de otras centrales, según cuentan los empleados de las oficinas de Sants.

Fuentes de Adif han detallado que la avería ha afectado a los sistemas de gestión del tráfico ferroviario y, por motivos de seguridad los trenes se han tenido que parar. Los vehículos se han quedado sin conexión a la red de datos que controla su circulación y los cortes de cable han provocado también que no funcione el sistema de iluminación. Desde un primer momento Renfe ha hecho una previsión de trabajo de entre dos y tres horas para ir restableciendo el servicio de forma progresiva.

Martín ha dicho, en una rueda de prensa en Sants, que si bien ya había habido sustracciones de este tipo, "es la primera vez" que se produce "un robo de fibra óptica que afecta la regulación de las estaciones". No obstante, ha asegurado que "la seguridad ha estado garantizada en todo momento" y que los pasajeros que hay dentro de los trenes "están estupendos". La prioridad de la compañía ha sido "buscar una alternativa rápida para reparar las comunicaciones".

Desde el Gobierno catalán, el consejero de Territorio, Santi Vila, ha dicho en RAC1 que  ve "sorprendente" que el AVE, "que presume de sobresalir", no tenga mecanismos para "garantizar los servicios en carácter mínimo". Asimismo ha puesto en duda de que el motivo de la paralización de los trenes haya sido un robo de cable.

Trenes afectados y servicios alternativos

Todas las salidas que estaban previstas desde Barcelona no se han efectuado desde primera hora. El tren que tenía que salir a las 7.20 h hacia Figueres, el de las 7.25 h hacia Madrid a las 7.30 h con destino Irún-Bilbao han quedado parados en la estación de Sants. El convoy que salía a las 7.40 h hacia Madrid y los que venían de Figueres (8.00 h y 8.25 h) se han quedado fuera de la estación con los pasajeros dentro, según informa personal de Renfe.

El trayecto entre las estaciones de Camp de Tarragona y Barcelona que tenían que hacer los trenes afectados se ha realizado mediante autobuses, según ha dicho Renfe en su cuenta de Twitter. De esa forma, los pasajeros que tenían que ir a Madrid con los AVE que salían entre las 7.25 h y las 8.40 h han viajado hasta la capital tarraconense por carretera. El primer autocar ha salido poco antes de las diez de la mañana de la plaza Joan Peiró, contigua a la estación. Los viajeros del tramo Barcelona-Figueres han continuado su trayecto por la línea R11 de Cercanías.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información