Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC resiste con 16 escaños tras una campaña polarizada

Los socialistas logran contener los resultados y se mantienen como tercera fuerza

El PSC se mantiene como tercera fuerza en el Parlament y primera de la izquierda no independentista. Los socialistas catalanes creen que “en un contexto muy polarizado” en el que se ha desarrollado la campaña han podido transmitir el mensaje de que es necesaria la negociación, el diálogo y el pacto entre el Gobierno de Madrid y la Generalitat. Miquel Iceta consideró "todo un éxito" los 16 diputados logrados y reafirmó su propuesta por la reforma de la Constitución. Mientras, Pedro Sánchez, líder de los socialistas, proclamó: "Los independentistas han perdido el plebiscito".

Los 16 diputados (el 12,74% del voto) que logra el PSC con el 96% de los votos escrutados provocaron anoche una moderada satisfacción en la dirección del partido. Han salvado los muebles en unas elecciones en las que el mensaje era independencia o inmovilismo, dicen los socialistas. Además, como señaló Iceta, el resultado llega tras sufrir “una traumática escisión” y ante la competencia de “fuerzas emergentes”.

La pérdida de cuatro escaños con respecto a 2012 es mucho menor a la hecatombe electoral que pronosticaban algunas encuestas hace tan solo unas semanas.“Antes del verano, algunas encuestas nos otorgaban ocho o nueve diputados y decían que estábamos en situación terminal”, recordó el primer secretario de los socialistas catalanes, arropado por toda la dirección y por sus inmediatos antecesores en el cargo en el partido: Pere Navarro y José Montilla.

Junto al resultado obtenido, al PSC le satisface que las fuerzas independentistas no hayan alcanzado la mitad más uno de los votos en el nuevo Parlament. “Que sean conscientes los que planteaban las elecciones como un plebiscito que no han llegado al 50%”, recalcó Iceta. El primer secretario del PSC felicitó a la lista de Junts pel Sí por su victoria, pero pidió a Artur Mas que gobierne “con respeto a la ley y a otras opciones parlamentarias”.

El líder socialista volvió a repetir anoche el mensaje de campaña: no hay una salida política para Cataluña sin el diálogo, negociación y pacto. Y eso pasa por la reforma federal de la Constitución, “porque el problema no se resolverá solo con el inmovilismo y decir no”.

La dirección del partido considera que el resultado avala la estrategia seguida en campaña, por una apuesta sin complejos por ir de la mano del PSOE. Los socialistas catalanes consideraban que estas elecciones eran una primera vuelta de las generales de diciembre y que la suerte del PSC estaba ligada a la del partido hermano en toda España. De ahí el mensaje unánime en reivindicar la reforma constitucional con carácter federal como la única forma de resolver el encaje de Cataluña en España, una vez abandonada la reclamación de la consulta legal y acordada de hace tres años.

Pedro Sánchez ha visitado Cataluña 10 de los 15 días de campaña para arropar a Miquel Iceta, pero también por una suerte de primera vuelta de las generales. El líder de los socialistas es consciente de que uno de los pilares para levantar la victoria en las elecciones generales pasa por la victoria en Cataluña, algo que había ocurrido en todas las convocatorias hasta las de 2011.

Los resultados electorales, por lo demás, consolidan a Miquel Iceta al frente del PSC. El primer secretario y candidato de los socialistas surgió en junio de 2014 como un líder inesperado tras la renuncia de Pere Navarro y anunció que no sería candidato a la Generalitat.

Sin embargo, al cabo de unas semanas cambió de opinión y se postuló para ser cabeza de cartel en las autonómicas. Nadie le hizo sombra tampoco en el proceso de primarias y fue aclamado por las bases del partido. Ahora Iceta se ha comprometido a seguir conduciendo el PSC hasta la celebración del congreso ordinario, que debería celebrarse entre marzo y abril. A la vista del resultado de ayer, no parece fácil que cuaje una alternativa a su liderazgo.

Sánchez: "Los independentistas han perdido el plebiscito"

ELSA GARCÍA DE BLAS

Un buen resultado fue para la dirección del PSOE el de su federación catalana como tercera fuerza y 16 diputados tras unas perspectivas iniciales pésimas –“terminales”, en palabras de Miquel Iceta – gracias a una campaña “extraordinaria”, según valoró Pedro Sánchez, líder del PSOE, en un momento de “extraordinaria dificultad y complejidad”. Respiraron en Ferraz porque habían salvado los muebles –a pesar de perder 4 escaños y en torno a 10.000 votos respecto a 2012, con más participación- y porque el independentismo obtuvo mayoría de escaños pero no de votos. “El plebiscito lo han perdido porque hay una mayoría de catalanes que han dicho no a la independencia”, aseguró anoche el líder del PSOE en su comparecencia sin preguntas en la calle Ferraz.

El secretario general del PSOE, que se había jugado en parte su liderazgo interno en estos comicios tras una campaña en la que se volcó personalmente, exhibió fortaleza al destacar el “triunfo” de las “tesis reformistas” del PSOE "y de Ciudadanos", destacó, frente al independentismo y el “inmovilismo” del PP. Su proyecto reformista, federal y basado en la unidad de España será el mismo que lleve a las generales de diciembre, y a esa fecha miró ayer Sánchez: “Me comprometo a reconstruir la unidad de Cataluña desde el Gobierno de España”, proclamó. El líder del PSOE incidió en que su partido apuesta a partir de ahora por el diálogo – “hay que empezar a tender puentes”- pero bajo dos premisas: que España es una nación “indivisible”, aunque “diversa y plural”, y que el respeto a la ley es el marco inquebrantable. “Dentro de la unidad de España y de la Constitución podemos hablar de todo, incluso de su reforma, pero fuera de la Constitución no hablaremos de nada, cuando digo de nada es de nada”, concluyó.

Miquel Iceta (Barcelona, 1960) se presentaba por primera vez como candidato a la presidencia de la Generalitat. Durante toda la campaña puso su confianza en que los socialistas se conviertan en un “voto refugio” de ese votante tradicional de la izquierda y que se mantenga el apoyo recibido en las últimas elecciones municipales, cuando fueron la segunda fuerza en Cataluña.

El baile de Iceta ha sido una de las anécdotas más comentadas de la campaña electoral. La noche del 10 de septiembre, durante el arranque de campaña del PSC en Barcelona, Iceta se arrancó a bailar al ritmo de Don't stop me now, de Queen, con una energía que fue muy comentada en las redes sociales y convirtió la escena en viral. Y desde entonces no ha parado.El primer secretario del PSC se ha referido en varias ocasiones a aquella escena, muy comentada en la ofrenda floral con motivo de la Diada. "Hay gente a la que le gusta la independencia y gente a la que no. Hay gente a la que le gusta bailar y gente a la que no", explicó Iceta.

Más información