Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las elecciones también se cuelan en la misa de la Mercè

Sistach: “No corresponde a la Iglesia proponer una opción” el 27-S

Artur Mas durante la misa ATLAS

Como en el pregón que pronunció Andreu Buenafuente, las elecciones del próximo domingo también se han colado en la misa de este jueves con motivo de la fiesta mayor de la Mercè. El cardenal y arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha recordado durante su homilía que "no corresponde a la Iglesia proponer una opción concreta" de voto el 27-S. Unas palabras que se producen durante un oficio en el que, por primera vez, no ha participado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ni ningún miembro de su gobierno.

La alusión a las elecciones por parte de Martínez Sistach ha sido añadida a última hora, después de conocerse, ayer, la petición del obispo de Solsona, Xavier Novell, de que el domingo repiquen las campanas y su intención de recomendar a los feligreses que se posicionen al lado del independentismo.

De hecho, las palabras de hoy de Martínez Sistach replican las de la nota de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que agrupa a los 10 obispos catalanes y que antes del arranque de la campaña electoral fue quien alertó de que la Iglesia no debe posicionarse sobre el sentido del voto. A su vez, los obispos catalanes respondían con su nota al cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que instó a las parroquias a rezar por la unidad de España. Martínez Sistach también se ha referido en su homilía a la necesidad de ayudar a los refugiados de guerra y de luchar contra la probreza.

La ausencia de la alcaldesa y su equipo, que tradicionalmente han ocupado el primer banco de la basílica, ha dado más trabajo de la cuenta a los servicios de protocolo. Finalmente, en uno de los dos primeros bancos se han sentado los concejales de CiU, ERC, Ciutadans, PSC y PP, que han acudido a la misa; y en el otro, al presidente de la Generalitat, Artur Mas, la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, y otras autoridades, entre ellas las militares.

La alcaldesa y su equipo sí han ido a la plaza de la Mercè a mediodía, donde se les han unido el resto de las autoridades con las que recorren a pie el trayecto por las calles Ample, Regomir y de la Ciutat hasta el Ayuntamiento. Un seguici en el que, y tampoco es habitual, ha habido alguna que otra felicitación a Colau y algún que otro grito de “independencia” al paso de Mas. Y una última novedad: una plaza sin protestas ni reivindicaciones de vecinos —como es habitual— ni el ayuntamiento ha sido vallado, también un clásico de la jornada de la patrona.

 

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información