Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Catalunya Sí que es Pot se erige como el nuevo PSUC

Militantes históricos antifranquistas dieron ayer su apoyo explícito a la candidatura que lidera Rabell

Lluís Rabell, candidato de Catalunya Sí que es Pot.
Lluís Rabell, candidato de Catalunya Sí que es Pot.

Militantes históricos antifranquistas dieron ayer su apoyo explícito a la candidatura Catalunya Sí que es Pot que lidera Lluís Rabell. En un acto en la plaça del Diamant, Enric Pubill, Maria Salvo y Lluis Martí Bielsa mostraron su respaldo a la lista de la confluencia. Joan Coscubiela vaticinó que su candidatura puede ser el “PSUC de siglo XXI”. El diputado dijo que el PSUC jamás habría dado apoyo a Junts pel Sí. Muriel Casals, expresidenta de Òmnium, reivindica también su militancia en ese partido.

Coscubiela dijo que el apoyo de los tres militantes antifranquistas expresa que Catalunya Sí que es Pot puede ser y será “el PSUC del siglo XXI”. Tras considerarse hijo político de ese partido —“Ellos me criaron”—, el diputado dijo que nunca se habría alineado con Junts pel Sí. “El PSUC nunca hubiera dado su apoyo para hacer presidente a Mas como nunca se lo dio a Pujol; nunca taparía la corrupción de CDC de Mas como nunca tapó la de Pujol; ni diría que no hay recursos para las guarderías manteniendo conciertos con escuelas de elite del Opus”, afirmó. “Y nunca habría puesto en riesgo la unidad civil de Cataluña para beneficiarse como Mas”.

El acto tuvo el objetivo de reivindicar esa complicidad en un momento en que otros partidos como, por ejemplo, la CUP critican que Pablo Iglesias cuestionara, a su juicio, el legado del PSUC en favor de la cohesión social al apelar al origen andaluz y extremeño de posibles electores para incentivar el voto. La cita reunió a tres luchadores antifranquistas que pasaron años en prisión: Pubill, presidente de la Asociación de Expresos Políticos; Bielsa, secretario de la Asociación Catalana de Expresos Políticos, y Salvo, fundadora de la Asociación de Mujeres del 36. “Estuve en el penal de Burgos y vi que sin solidaridad no habríamos sobrevivido”, dijo Pubill. Las elecciones se presentan complicadas pero hemos recuperado (con Sí que es Pot) parte de la unidad del PSUC. Nunca he sido independentista”. Calvo reprochó que Muriel Casals de presentarse como “exPSUC” al considerar que ha traicionado ideológicamente a esa organización. Rabell defendió que su candidatura recupera la tradición del PSUC y en un mitin en Cornellà, ante 2.000 personas, dijo a la CUP: “No no tenemos enemigos a la izquierda; los tenemos a la derecha”.

 

Más información