Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Arco de la Virgen evita el precinto

La asociación cultural ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento para evitar el cierre

Interior del local El Arco de la Virgen situado en el Raval, Barcelona.
Interior del local El Arco de la Virgen situado en el Raval, Barcelona.

Finalmente, el Arco de la Virgen no tendrá que echar el cierre. La asociación cultural, con más de 7.000 socios y que lleva ofreciendo un espacio de cultura alternativo durante más de seis años en el barrio de El Raval, ha llegado a un acuerdo de última hora con el Ayuntamiento de Barcelona para evitar el precinto del local, previsto esta mañana a las diez.

Desde las últimas semanas su socio fundador, Sergio Marcovich, y regidores del equipo de Gobierno de Ada Colau, han mantenido varias reuniones con el objetivo de evitar un final que ninguna de las partes deseaba: el cierre del local.

El Arco de la Virgen tiene una licencia de difusión cultural y necesitaba adaptar su local a la normativa actual que rige espectáculos para seguir funcionando. Unas modificaciones que implicarían un gasto inicial que ronda los 50.000 euros y que resulta inasumible para un local de pequeñas proporciones como es El Arco de la Virgen, de apenas 50 metros cuadrados.

La orden de precinto provenía del mandato anterior, cuando el Gobierno de CiU le abrió un expediente al recibir la queja de uno de los vecinos.

Para solventar el cierre y poder seguir ofreciendo un espacio cultural, el local ha tenido que comprometerse a eliminar de su programación las actuaciones musicales y a retirar la barra del bar, ya que no disponen de licencia de bar musical. Un parche que permitirá a El Arco de la Virgen, y a la decena de locales que se encuentran en la misma situación en el distrito de Ciutat Vella, un pequeño respiro.

Desde el Ayuntamiento, fuentes municipales coinciden en la desproporción de la normativa, que esperan poder modificar desde su limitado campo de actuación, y avisan de que el proceso tomará tiempo. Sin embargo, aseguran que los locales como El Arco de la Virgen son un plus para la vida cultural de la ciudad, que escapa de muchos bolsillos y de los macro festivales, y apuestan por mantenerlos abiertos para dotar a los barrios de un espacio que ayude a la difusión cultural y como escenario de nuevos artistas emergentes.

Más información