Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC apoya la alternativa y el soberanismo la rechaza

El partido coincide con la Tercera Vía en que existe un problema político en Cataluña

Mario Romeo, presidente de la asociación Tercera Vía en Barcelona.
Mario Romeo, presidente de la asociación Tercera Vía en Barcelona.

Los socialistas catalanes son la formación política que más se identifica con los planteamientos de la Tercera Vía. No en vano, su presidente, Mario Romeo, es militante de este partido, y en el acto de presentación en sociedad en Barcelona de hace un año estuvo arropado por varios dirigentes del PSC, aunque la entidad no guarda ninguna relación orgánica con esas siglas.

El PSC coincide con la Tercera Vía en que existe un problema político en Cataluña y que la única forma de encararlo es la negociación, el diálogo y el pacto entre ambos Gobiernos para que prospere la reforma constitucional en sentido federal. La Tercera Vía rechaza por completo la independencia como alternativa al encaje de Cataluña en España y también la pasividad y negación del problema, como ha venido haciendo el Gobierno de Mariano Rajoy durante cuatro años.

De ahí la denominación de Tercera Vía, haciendo buena la expresión surgida hace décadas y que ha servido para definir una postura intermedia en la economía y los planteamientos políticos más radicales. Además de los socialistas, Unió Democràtica comparte también ese posicionamiento intermedio entre el independentismo y el nacionalismo español. La solución que propone el partido de Josep Antoni Duran Lleida tras la ruptura con Convergència es la incorporación de una disposición adicional en la Constitución que reconozca la especifidad de la identidad catalana, y no una reforma.

El triunfo del sí

El soberanismo, por el contrario, desdeña la alternativa política de la Tercera Vía. El candidato de Junts pel Sí, Raül Romeva, ha insistido este martes en que a los partidarios de esa opción intermedia les conviene la victoria electoral del independentismo el 27-S. “Hasta los que defienden que hay una tercera vía posible, que no es mi caso, si el día 27 no hay una mayoría a favor del sí no tendrán ni una posibilidad de ver realizado su proyecto”, ha asegurado Romeva.

En su opinión, “si honestamente estás a favor de la tercera vía, de un entendimiento, de un encaje diferente de Cataluña con España, de reformar la Constitución, la manera de que esto avance es que el 27 gane el sí”. Romeva ha obviado que el programa de la lista que encabeza prevé declarar la independencia en 18 meses, incluso hacerlo antes de manera unilateral, así como la reforma de la Carta Magna, por considerar que ya no es un texto en el que tenga cabida el encaje de Cataluña en España.

Más información