Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lluís Rabell: “Mas quiere que nos olvidemos de todo”

El candidato de Catalunya Sí que es Pot pide a la Cataluña "humillada" por los recortes a rebelarse contra el modelo de Mas

Lluís Rabell, durante su intervención de hoy
Lluís Rabell, durante su intervención de hoy EFE

Lluis Rabell, candidato de Catalunya Sí que es Pot, llamó ayer a la Cataluña “humillada” por los recortes a “alzar la voz” y ponerse “en pie” para enfrentarse al modelo que representa Artur Mas y la lista de Junts pel Sí. El cabeza de lista de la coalición de Iniciativa y Podemos reprochó al president que quiera “ocultar” en esta campaña su acción de gobierno para reducir el 27-S al dilema secesionista. “Nosotros ya luchábamos por los derechos nacionales de Cataluña durante el franquismo, cuando otros hacían oposiciones”, dijo en alusión a Mas en una jornada en la Fabra i Coats en la que unos 500 simpatizantes de la lista votaron las 25 prioridades del programa electoral, entre las que destacan la creación de empleo y acabar con los recortes.

En su discurso, Rabell subrayó que el 27-S se contraponen dos modelos: el de las clases populares y el que encarna Mas que a su juicio ha implementado los recortes de Bruselas y Madrid de forma “feroz”. Rabell animó a sus simpatizantes a defender la Cataluña “humillada, de gente que no explota sino que es explotada y que ambiciona un futuro de dignidad y de justicia social”. Por ello, alertó que Junts pel Sí pretende que los catalanes se olviden de la acción de gobierno de CiU: “Quieren que nos olvidemos de Mas cuando no es un candidato nuevo ni tiene valor para rendir cuentas por su estrecha connivencia con el Gobierno de Madrid; que olvidemos que CiU votó con el PP la reforma laboral; la amnistía fiscal para los chorizos y la Ley de Estabilidad Presupuestaria. ¡Dicen que ahora no toca hablar del programa!”, exclamó parafraseando la frase del expresidente Jordi Pujol, defraudador confeso y señalando que las comisiones del 3% han sido una “praxis” de la forma de gobernar de CiU.

Pido a la Cataluña humillada por los recortes a alzar la voz y ponerse en pie contra el modelo que representa Mas", afirma Rabell

No hubo en los discursos ni una sola mención a Raül Romeva, el exeurodiputado ecosocialista que encabeza la lista secesionista ni a la Diada. La Asamblea Nacional Catalana ha invitado a participar en la Via a todos aquellos que defienden el derecho a decidir pero Rabell ya anunció que no acudirá porque la marcha por estar “instrumentalizada”. Catalunya Sí que es Pot no ha revelado qué actos hará el 11-S. El candidato, eso sí, hizo una férrea defensa del referéndum y avisó que no permitirá que quiten ese derecho a la ciudadanía. Y remachó: “Algunos que se hacen ahora llamar independentistas hacían oposiciones cuando nosotros luchábamos por los derechos nacionales de Cataluña. No debemos nada a las 400 familias: medraban en el franquismo y lo quieren seguir haciendo ahora”.

En una de las naves de la histórica Fabra i Coats, los simpatizantes se reunieron en círculos para dialogar sobre cuatro ejes: derechos, economía, democracia y ciudadanía. De sus debates, surgieron las 25 prioridades de las 1.500 que ya contiene un programa. Las medidas más votadas fueron, entre otras, la creación de empleo, la derogación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para supeditar el déficit a las cifras de paro; el freno a los recortes en educación y sanidad, y la celebración del referéndum.

Rabell admitió que en esta campaña —“Como siempre”, matizó— tendrán “que picar piedra”. La catedrática emérita de Sociología de la Universidad de Barcelona Marina Subirats, que ocupa el penúltimo puesto de la candidatura, admitió que se enfrentan a una ola de “utopía e ilusión”, en alusión al movimiento independentista que circunscribió a las clases medias e invitó a la candidatura a centrar sus esfuerzos en “la gente que lo pasa mal”. “No hay posibilidad de ser libre”, dijo, “si no se sabe si se podrá comer o se tendrá una cama para dormir. ¡Claro que queremos vivir mejor! Pero hay que luchar desde hoy por las criaturas que no comen o la gente que pierden la casa. Esa es nuestra utopía e ilusión. No queremos una Cataluña separada de España y que sea gobernada por los mismos que han hecho esto. La lucha no acabara el 27-S. Cataluña necesita un gran partido de izquierdas”.

Unos 500 simpatizantes de la lista votaron este sábado en la Fabra i Coats las 25 prioridades de la candidatura