Drama de un burgués con aspiraciones

La compañía de teatro madrileña Morboria gana el premio Ceres de caracterización por un trabajo estrenado hace dos décadas

Representación de El burgués gentilhombre por la compañía Morboria.
Representación de El burgués gentilhombre por la compañía Morboria.

Los nuevos ricos son universales. Uno de los mejores retratos que se realizan de este espécimen, que proliferó en la España del pelotazo y que se ha visto tocada por la crisis, los escándalos y las corruptelas, es el que el dramaturgo Molière relata en El burgués gentilhombre. Esta comedia-ballet, estrenada en 1670 en la corte de Luis XIV, cuenta la historia de Monsieur Jourdain, hijo de zapatero venido a más, que necesita desesperadamente aprender dicción, esgrima, baile o maneras para encajar en la alta sociedad. Con esta obra, la compañía madrileña de teatro

Morboria inició en 1995 su acercamiento a los clásicos. Por eso la eligió para conmemorar sus treinta años de andadura por escenarios, pasacalles y salas. Un texto cuidadosamente adaptado y mimado en escena. Por eso y a pesar del tiempo, Morboria ha ganado con este trabajo el Premio Ceres 2015 a la mejor caracterización.

“No hacen otra cosa que reprocharme mi predilección por la grandeza”, repite el burgués gentilhombre desde el escenario, interpretado por Fernando Aguado. Junto con Eva del Palacio, Aguado forma el alma de Morboria. “Tras coincidir en la Resad, Fernando y yo nos dedicamos a escribir textos y a interpretarlos en las calles. Ahí aprendimos mucho sobre el público”, cuenta Del Palacio, pareja profesional y sentimental de Aguado.

Pioneros en el teatro de calle —inolvidables son las intervenciones que hacían con tirolinas en la Cabalgata de Reyes de Madrid— los Morboria no solo sorprendían con sus actuaciones sino que también lo hacían con sus caracterizaciones —realizadas con látex, material con el que han experimentado hasta la extenuación, y que se convirtieron en marca de la casa—, el vestuario o la escenografía.

En 1995, Morboria estrenó su primer clásico: El burgués gentilhombre de Molière. Marcó el inicio de una relación con el dramaturgo francés que luego profundizarían con El enfermo imaginario o El avaro. Todas ellas adaptadas por Eva del Palacio. Entre los más de 50 espectáculos que la compañía ha llevado al teatro hay adaptaciones de Fernando de Rojas, Tirso de Molina, Fernando Arrabal o Shakespeare, del que realizaron un impactante Sueño de una noche de verano.

Pero en su treinta aniversario y entre todo su repertorio, la compañía eligió de nuevo a Molière y volver a recrear la vida de la corte francesa y los problemas del un burgués gentilhombre con aspiraciones. Canciones, bailes y enredos se suceden en los cinco actos de la divertida obra por la que van pasando criados y visitantes cuidadosamente caracterizados. Un trabajo que ha otorgado a los madrileños el reconocimiento —otro más a su carrera— de los Premios Ceres en la categoría de mejor caracterización.

Así, el próximo 27 de agosto en el teatro romano de Mérida, los Morboria recogerán una estatuilla inspirada en la diosa griega Ceres, que en la mitología clásica reinaba sobre las tierras, la agricultura y la fecundidad.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50