Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEMANA GRANDE DE SAN SEBASTIÁN

20 años de La Salve sin procesión

A los munícipes les han acompañado este año numerosos miembros del Gobierno vasco

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia rodeado de varias consejeras y la presidenta del Parlamento vasco
El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia rodeado de varias consejeras y la presidenta del Parlamento vasco

Cientos de ciudadanos y representantes del Ayuntamiento de San Sebastián, del Gobierno vasco, Diputación de Gipuzkoa y del Parlamento vasco, han asistido este viernes tarde a la tradicional celebración de 'La Salve' a la Virgen en la Basílica de Santa María del Coro, en la Parte Vieja de la capital donostiarra.

La celebración ha tenido lugar, por vigésimo año consecutivo, sin la previa comitiva de autoridades desde el Ayuntamiento, como ocurre desde que en 1995 el exalcalde donostiarra, Odón Elorza, decidiera suspender la procesión cívico-religiosa, debido a los incidentes que se registraban durante la misma. En esta ocasión, han acudido a la cita, entre otros, la consejera vasca de Competitividad, Arantza Tapia, y la de Educación, Política Lingüística y Cultura, Cristina Uriarte, así como la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria.

También han estado presentes en esta cita el primer teniente de alcalde y edil delegado de Impulso Económico, Comercio, Hostelería y Turismo, el socialista Ernesto Gasco, junto al también edil socialista en el Ayuntamiento donostiarra Miguel Angel Díez, así como la portavoz del PP en el Consistorio, Miren Albistur, y el edil de este partido Txema Murguiondo. La tradicional 'Salve', que se enmarca dentro de las fiestas de la Semana Grande donostiarra, ha estado presidida por el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, y ha dado comienzo a las 18.30 horas con la Santa Misa, tras lo cual se ha cantado la 'La Salve' a la virgen María. El Orfeón Donostiarra, acompañado de las voces de antiguos orfeonistas y de los niños del Orfeón Txiki, ha interpretado el 'Ave María de Usandizaga' y 'La Salve' de Réfice, compuesta expresamente para ser interpretada en la víspera del Día de la Asunción por la agrupación coral donostiarra.