Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Pecas’ vuelve a casa de Aguirre escoltado por dos policías

Un agente de Movilidad rescata el perro de Esperanza Aguirre, que estaba perdido por la calle de Ferraz

Esperanza Aguirre, con su perro Pecas, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Esperanza Aguirre, con su perro Pecas, en una imagen de archivo.

Pecas, el perro de Esperanza Aguirre, es el can más famoso de Madrid. Tiene incluso una cuenta en Twitter y, en la pasada campaña electoral, estuvo al frente de un acto contra el maltrato animal, obviamente acompañado por su dueña.

El martes por la mañana, este jack russell terrier se fue de casa. Dos agentes de Movilidad lo hallaron, horas después, en la calle de Ferraz, cerca de la sede central del PSOE. Iba solo, vagabundeando, cuando lo hallaron los funcionarios, ajenos a la identidad de su dueña.

Los funcionarios estaban delante del colegio Sagrado Corazón de Jesús, en la calle de Ferraz, semiesquina a la calle de Romero Robledo (Moncloa). Uno de ellos lo subió a su moto. Se lo puso en las piernas con mucho cuidado, ayudado por su compañero, para que el animal no se cayera.
Lo llevaron a un veterinario, donde le leyeron el chip y saltó la sorpresa. La mascota pertenecía a Fernando Ramírez de Haro y a Esperanza Aguirre. En poco tiempo, el animal le fue entregado a sus dueños. Estaba en perfectas condiciones.

El que hayan sido agentes de Movilidad los que rescataron a Pecas tiene cierta gracia. Esperanza Aguirre protagonizó en abril de 2014 un incidente con agentes de Movilidad cuando estacionó su coche en la Gran Vía y se bajó a sacar dinero de un cajero. Dos funcionarios la pararon y le solicitaron la documentación para denunciarla. Ella no esperó y arrancó su coche, tirando la moto de uno de los agentes. El incidente dio pie a una larga polémica que acabó en los juzgados. Pero la reforma del Código Penal ha eliminado los juicios por faltas.

Twitter se llenó de comentarios sobre la anécdota: “¿Preguntaron al perro si quería volver?”, “Creo que le dio tiempo a afiliarse al PSOE. Un disidente en casa” y “Pobre can, con lo que le había costado escaparse”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información