Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escritores y ex miembros del PSC, en la lista de Junts pel Sí

Entre las últimas incorporaciones figura la ex diputada socialista Marina Geli

Desde su puesta de largo, el pasado 6 de agosto en el parque de la Ciutadella, los nombres de los candidatos de Junts pel Sí—la lista independentista que promueven Convergència Democrática y Esquerra Republicana— han ido filtrándose con cuentagotas. Entre las últimas incorporaciones, los escindidos del PSC. Moviment d'Esquerres, liderada por la ex diputada socialista Marina Geli, anunció ayer que seis de sus representantes integrarán la lista única.

Geli cerrará la candidatura de Junts pel Sí en Girona, mientras que la ex alcaldesa de Roses, Magda Casamitjana, ocupará el número 28 de la lista en Barcelona. El escritor Xavier Rubert de Ventós — ex diputado y ex parlamentario europeo por el grupo socialista— se incorpora también a la lista paraguas que encabeza Raül Romeva.

También formarán parte de la candidatura única la actriz Sílvia Bel y el escritor Jaume Cabré (Premi d'Honor de les Lletres Catalanes). Entre las últimas incorporaciones se suman la del periodista Miquel Calçada, la escritora Empar Moliner y la atleta Núria Picas, que ocuparán los últimos lugares de la lista.

Sin embargo, no todos los rostros que forman la lista son conocidos. La candidatura permite que los ciudadanos catalanes se postulen como candidatos, aunque de forma simbólica. En su página web, la formación dispone de un fichero para incribirse. Los requisitos: una breve introducción sobre su historia y el motivo por el que se presentan.

Actualmente, la candidatura cuenta con más de 35.000 candidatos —7.900 en Barcelona— según explican desde la formación. “Nuestro objetivo es llegar a los 40.000 inscritos antes del domingo, para conseguir la lista de candidatos más larga de Europa”, mantienen fuentes cercanas a la lista unitaria.

El número uno de la lista, Raül Romeva, avanzaba ayer a este diario que “el éxito de las inscripciones responde al trabajo de la sociedad civil, que lleva tres años movilizándose masivamente”.