Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Circuit Festival se hace metropolitano

El evento de ocio gay y lésbico, que empieza este miércoles, se extiende por otros municipios ante la falta de espacios en Barcelona

La fiesta gay en Isla Fantasía el año pasado.
La fiesta gay en Isla Fantasía el año pasado.

Barcelona y gay son dos conceptos que maridan bien. La oferta cultural y de ocio, la playa, el carácter abierto de la ciudad son grandes atractivos para todos los públicos y el homosexual no es la excepción. Una baza que el Matinée Group no ha dejado pasar por alto y que ha sabido explotar con el Circuit Festival, que comienza este miércoles y durará diez días. Sus fiestas, el mayor reclamo, se han vuelto tan multitudinarias que la organización ha tenido que salir a buscar espacios en otros municipios de Barcelona. Aquí no caben y, en otras ocasiones, algunos se resisten a facilitar los equipamientos.

Desde su primera edición, en 2008, su evento más icónico se realiza en Vilassar de Dalt. Allí la Isla Fantasía rompió con el esquema de que la fiesta gay tenía que ser exclusivamente nocturna. La idea de generar más espacios de día ha hecho que los organizadores busquen lugares adecuados y solo los ha encontrado en municipios como Sabadell, Montornès del Vallès y L’Hospitalet. De hecho, se puede decir que esta edición entroniza la llamada Pool Party: cinco fiestas, además de la del parque acuático, se realizan en sitios con piscina. También habrá una fiesta nocturna en Sant Quirze.

El año pasado, el festival atrajo a 72.000 visitantes. Los hoteleros aseguran que por estas fechas, tradicionalmente flojas, la ocupación sube considerablemente. La organización calcula que todo el evento inyecta unos 150 millones de euros a la ciudad y la media de pernoctaciones es de 8,4 por participante. Varios negocios, incluso más allá del llamado Gayxample, aprovechan el tirón y hacen ofertas especiales a los asistentes, como la cadena de gimnasios DIR. El 80% de los circuit boys son turistas, especialmente de Francia, Brasil, Israel y Estados Unidos.

El programa completo ofrece 23 fiestas y más de 30 actividades diurnas relacionadas con la cultura, el arte, los deportes y el activismo, como por ejemplo una ruta erótico-literaria por Barcelona, a cargo de Leopold Estapé. El Pueblo Español también acogerá el viernes una muestra de cortos de temática LGTBI. Mañana, en el hotel Axel, habrá una charla sobre los polémicos tratamientos PreP o Profilaxis Pre-Exposición para prevenir el contagio del VIH.

El telón del Circuit, sin embargo, no caerá el 16 de agosto. La fiesta se mudará a Ibiza, donde el festival espera tener una subsede permanente. La programación allí se extiende desde el 19 al 23 de agosto. La organización además cree que todavía hay margen para más crecimiento y, de cara al año siguiente, el Circuit Barcelona se convierta en un producto de exportación.