El cine explicará la arquitectura catalana en Venecia

Por vez primera un cineasta, Isaki Lacuesta, y los arquitectos Jaume Prat y Jelena Prokopljević representarán Cataluña en la Bienal de 2016

El cineasta Isaki Lacuesta y la aquitecta Je4lena Prokopljevic.
El cineasta Isaki Lacuesta y la aquitecta Je4lena Prokopljevic.IRL

Un equipo formado por el cineasta Isaki Lacuesta (Girona, 1975) y los arquitectos Jaume Prat (Barcelona, 1975) y Jelena Prokopljevic (Belgrado, 1972) representará Cataluña en la próxima Bienal de Arquitectura de Venecia, que se celebrará del 28 de mayo al 27 de noviembre del año próximo. La decisión, atractiva y valiente en igual medida, fue anunciada ayer por Alex Susanna, director del Instituto Ramón Llull, que organiza tanto el concurso para elegir los representantes como la propia participación en la prestigiosa Bienal que este año cuenta con un presupuesto de 470.000 euros.

El céntrico almacén naval que acogió los exitosos proyectos de Badia y Arranz en 2012 y Josep Torrents en 2014 volverá a ser la sede del Pabellón de Cataluña, pero lo que en esta edición cambia drásticamente es el planteamiento. Definitivamente descartados maquetas, dibujos y otros soportes convencionales, el proyecto ganador —bautizado como Aftermath_conseqüències— explicará la arquitectura catalana contemporánea y sus peculiaridades a través del cine y los protagonistas no serán los edificios sino sus usuarios.

“La arquitectura empieza cuando los arquitectos se van, son las personas que se encargan de integrar los edificios en el panorama urbano, humano y social; nosotros huimos de la construcción vacía y queremos mostrar cómo la arquitectura es capaz de hacer país y estructurar territorio”, explicó Prat. Para hacerlo observarán y filmarán la vida cotidiana en edificios representativos de esta capacidad de aglutinar, ordenar y distribuir, como el Hospital Transfronterizo de la Cerdaña (de Brullet-Pineda Arquitectos), el Centro Caritas de Campclar (de NUA Arquitectos), el Teatro Atlántida de Vic (de Llinàs, Llobet, Ayesta y Vives) y la rehabilitación medioambiental que ha convertido en un paseo las orillas del río Llobregat (de Batlle y Roig).

“La intención es mezclar lenguajes en un proyecto que rehúye de las pantallas estáticas y que se plasmará en un conjunto de instalaciones en diálogo entre ellas; por ello proyectaremos sobre vidrio y soportes transparentes para incluir el reflejo de los visitantes, aprovechar la poética de los juegos de luz y sombra y favorecer el tránsito”, indicó el multipremiado cineasta, ganador entre otros galardones, de la Concha de Oro del Festival de San Sebastián en 2011 y del Premio Nacional de Cine de la Generalitat en 2012. Además, el año pasado la National Gallery de Washington presentó una amplia retrospectiva de su trabajo.

El nuevo enfoque permitirá compaginar la vertiente más sensorial y experimental con la aproximación pedagógica, que se apoya también en una web documental y en un libro de reflexión, “dos herramientas que aseguran la supervivencia del proyecto más allá de la Bienal”, según Prokopljevic.

El proyecto, que no tendrá una narrativa lineal, se articulará alrededor de las opiniones y valoraciones de los usuarios de los edificios. “No queremos crear un espacio imaginario, sino mostrar una arquitectura viva y real”, concluyen.

El jurado, presidido por Carme Pinós, tuvo que examinar 21 proyectos, de los que salieron cinco finalistas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción