Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey advierte a Mas de que cumplir la ley es “ineludible”

Felipe VI coincide con el presidente catalán y Colau en la entrega de despachos judiciales

Carlos Lesmes, presidente del TS y del CGPJ, Felipe IV, Artur Mas, presidente de Cataluna y Rafael Catala, Ministro de Justicia.

El día después de que trascendiera que Felipe VI considera que la actitud de Artur Mas con el proceso independentista es “irreconducible”, el Monarca recordó en Barcelona al presidente de la Generalitat que el respeto a la ley supone una “exigencia ineludible para una convivencia democrática en paz y libertad” y que la norma es “fuente de legitimidad”. El Rey lanzó esta advertencia en presencia de las máximas autoridades del poder judicial que asistieron a la entrega de despachos de la 65 promoción de jueces.

Felipe VI volvió a esgrimir ayer en el acto institucional de Barcelona el semblante serio que ya exhibió el día 17, cuando recibió a Artur Mas en La Zarzuela en el marco de una ronda de reuniones con los presidentes de las comunidades autónomas. “Vengo en son de paz”, dijo entonces el presidente catalán.

El Rey aprovechó el mensaje que dirige cada año a la nueva promoción de jueces para lanzar un mensaje claro a Artur Mas, que ha asegurado que proclamará la independencia de Cataluña tras las elecciones del 27 de septiembre si la mitad más uno de los diputados lo aprueban. “Para el poder judicial como para el resto de instituciones del Estado, el respeto a la ley nunca ha sido ni debe ser un trámite, una mera formalidad; una alternativa. En su raíz más profunda, respetar la ley es fuente de legitimidad y la exigencia ineludible para una convivencia democrática en paz y libertad”, dijo Felipe VI.

El Monarca sentenció que el Estado de derecho es la vía por la que “los ciudadanos encuentran la garantía de sus libertades ante los poderes públicos, que se ven sometidos al imperio de la ley y, respetándola, garantizan el ordenado funcionamiento del Estado”. Felipe VI aprovechó el acto para alabar la Carta Magna: “La Constitución es la ley fundamental, que ha presidido una de las etapas más largas de estabilidad en nuestra historia”.

La estrategia de la candidatura independentista impulsada por Artur Mas y Oriol Junqueras consiste en obviar el contenido de la Constitución y aprobar una ley de transitoriedad para definir un nuevo marco legal en el que encaje Cataluña separada de España.

Mas escuchó la advertencia del Rey sentado junto al ministro de Justicia, Rafael Catalá, pero esa no fue la única advertencia. El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, también recordó a Mas que “no hay democracia sin respeto a la ley”.

El protocolo de la entrega de despachos a los nuevos jueces no prevé la intervención del presidente de la Generalitat. Minutos después de acabar el acto, aseguró que había escuchado “atentamente” a Felipe VI y que no le había inquietado ninguna de las advertencias. “No me he sentido aludido por el discurso del Rey”, explicó este jueves el presidente catalán a los periodistas en una conversación informal tras el acto. En opinión de Mas, el Gobierno catalán ha cumplido con la ley en todo momento. “Nosotros no nos hemos saltado la Constitución”, afirmó rotundamente el presidente de la Generalitat, pese a que el Tribunal Constitucional ha venido dictando en los últimos meses diversas resoluciones que suspenden todo tipo de decisiones de la Generalitat en la creación de las llamadas estructuras de Estado o la celebración de la consulta del 9 de noviembre.

La versión que explicó Mas es que Felipe VI y él no aprovecharon el encuentro de este jueves para tratar el proceso soberanista, sino que se limitaron a comentar el acto. “El Rey y yo solo hemos hablado de por qué es tan pequeña la promoción de jueces este año”, dijo el presidente de la Generalitat.

Tras el acto protocolario se celebra siempre una pequeña recepción a los familiares de los nuevos jueces, donde el Monarca y el President sólo coincidieron unos segundos para despedirse. El primero en marcharse fue Artur Mas, que tras estrechar la mano del Rey abandonó el Palacio de Congresos mientras Felipe VI le contemplaba, con semblante serio.

El Rey y Artur Mas hablaron durante una hora el viernes pasado, en la recepción que Felipe VI ofreció al presidente catalán en La Zarzuela. El encuentro se celebró cuando Mas acababa de cerrar un acuerdo con Esquerra Republicana y las entidades soberanistas para concurrir al 27 de septiembre con una lista unitaria para proclamar la independencia. Los detalles fueron presentados el pasado lunes y fue ayer, miércoles, cuando el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, reveló que durante el encuentro que mantuvo con Felipe VI en La Zarzuela, el monarca le comentó que la actitud de Mas a favor de la independencia le parecía “irreconducible”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información