Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas invita al Gobierno a negociar el reparto de la deuda tras el 27-S

El presidente catalán lamenta que el Ejecutivo actúe como "un hooligan" con Cataluña

Mas también ha llamado a negociar "de forma civilizada"

Artur Mas ha invitado al Gobierno del Partido Popular a sentarse a negociar de manera "civilizada" después de las elecciones del 27 de septiembre, que concibe como un plebiscito sobre la independencia. En la sesión de control en el Parlament, la última antes de los comicios, el presidente catalán ha contestado así a la intervención de la popular Alicia Sánchez-Camacho, que le ha acusado de ser un dirigente "antidemocrático" y de haber realizado una gestión "pésima" al frente del Ejecutivo. La líder popular sostiene que Mas ha perdido la mayoría, puesto que pasado de contar con el apoyo de 71 diputados (los 50 de CiU más los 21 de ERC) a disponer solo de 61, al restar los de Unió.

"Ustedes se han quedado más solos que la una. Me está diciendo que poner las urnas es antidemocrático. No escuchan ni lo que digo aquí. Digo que si se vota esa lista, Cataluña tirará adelante. ¿Algún día se sentarán en la mesa como la gente civilizada o seguirán haciendo el hooligan como han hecho hasta ahora?", ha espetado Mas, en una tensa sesión de control. Mas ha insinuado en otro momento de la intervención que al Gobierno de España le interesa negociar para poder pactar con una eventual Cataluña independiente el reparto de la deuda del Estado. "Las instituciones catalanas tienen una deuda de unos 60.000 millones de euros. Si fuéramos independientes tendríamos una de las más bajas de la Unión Europea a no ser que el Estado quiera pactar porque una parte de la deuda (la del Estado) caería en nuestras espaldas".

Camacho se había planteado presentar una moción de censura para poder frenar la convocatoria electoral pero necesitaba un mínimo de 27 diputados y ni el PSC ni Ciutadans suscribieron este martes su propuesta. Miquel Iceta, líder del PSC, ha señalado que no hará "nada" para frenar las elecciones y ha culpado a Mas de no querer encabezar la lista del Junts pel sí para no "dar la cara" al no ser cabeza de lista para no dar cuenta del "fiasco espectacular" de su gestión. "Ni el presidente Tarradellas, Maragall o Montilla hubieran hecho algo así. Se ha inventado una fórmula para no dar la cara", ha lamentado Iceta. Mas ha replicado que esta situación es excepcional, que nadie puede aventurar cómo hubieran actuado sus antecesores y ha asegurado que no se esconde en "absoluto". "Si esta lista es una maniobra astuta y sibilina. ¿Quiere decir que el resto son tan bobos? ¿No pueden pensar que es el mejor servicio que pueden hacer?", le preguntó. Mas ha invitado también a Iniciativa que no abandone la autopista del derecho a decidir.

El mayor momento de tensión se ha producido cuando Mas ha expresado de "todo corazón" su deseo de que Albert Rivera no tenga nunca responsabilidades de Gobierno en España al tacharle de "ignorante" por las cifras que ha utilizado para hacer un balance del ejecutivo catalán. El presidente de Ciutadans ha señalado que el paro ha pasado en Cataluña desde 2010 hasta ahora del 17% al 20%; que se cierran más empresas que nunca; que la deuda ha pasado de 33.000 a 64.000 millones de euros, que las listas de espera son las más altas en 30 años de democracia y que el Ejecutivo de Mas se ha salvado de ser reprobado en temas de corrupción por la "campana" de ERC. "Solo tiene razón en una cosa. La deuda es bastante más grande. Pero si hay déficit público la deuda aumenta. Si quiere gobernar tiene que saber y demostrar un poco menos de ignorancia", ha replicado Mas exhibiendo datos totalmente contrarios a los de Rivera.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información