Sánchez dice que el 27-S solo causará “frustración” y “fractura social”

El líder del PSOE proclama en Barcelona que ha llegado la hora de "reparar España"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha criticado esta tarde con dureza en Barcelona las elecciones con carácter plebiscitario del próximo 27 de septiembre y ha vaticinado que solo provocarán frustración y fractura social en la sociedad catalana. "Conducirán a la fractura social y política, a incrementar la frustración, a profundizar el enfrentamiento entre catalanes entre sí y a generar innecesariamente enfrentamiento entre catalanes y españoles", ha dicho el líder socialista durante una conferencia pronunciada en el foro Barcelona Tribuna. 

Sánchez considera también que esos comicios conllevarán la "desconexión" de Europa de "una sociedad profundamente europeísta como la catalana", y ha insistido en las consecuencias de la "quiebra de la concordia, de la buena política y de la buena democracia".

El líder de los socialistas españoles considera que Artur Mas y Oriol Junqueras, como promotores del 27-S, intentan evitar rendir cuentas ante sus ciudadanos y se aprovechan de la "decepción e irritación explicable de una buena parte de la ciudadanía", como consecuencia de los efectos de la grave crisis económica, que también afecta al resto de España, y por las relaciones entre Cataluña y el Estado. 

Sánchez ha culpado al PP de haber colaborado a que se llegue a esta situación. "Nunca en democracia habíamos visto tanta inacción política", ha dicho, y ha recordado que cuando Mariano Rajoy llegó a La Moncloa en diciembre de 2010 había un 14% de ciudadanos que se declaraban solo catalanes, mientras que en noviembre de 2012 era ya del 25%. Se trata, ha dicho, de "un nivel de desafección desconocido" antes en España 

Más información
Duran ve a Mas “arrastrado” por ERC y las entidades independentistas
La ANC invita a Pablo Iglesias a la marcha independentista de la Diada
Mas amaga con la ruptura inmediata tras el 27-S si Rajoy bloquea el proceso

Para el secretario general del PSOE, "cualquier opción es defendible" siempre que se sigan los cauces legales y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. Por eso ha cargado contra el proceso independentista, del que ha dicho que "agita mucho los ánimos" pero "ni responde ni resolverá los problemas reales de unos ciudadanos catalanes que se encuentran más representantes de su queja que gobernantes dispuestos a resolver sus problemas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En otro momento Sánchez ha arremetido contra la pretensión de declarar la independencia, "lo más serio y dramático que se puede proponer a un país", con una simple mayoría absoluta en el Parlament, al tiempo que ha recordado que para modificar el Estatut o la Constitución se requieren mayorías cualificadas de dos tercios del Parlament o del Congreso. 

Frente a este escenario, el líder del PSOE ha defendido "una reforma constitucional consensuada y con luces largas" y ha admitido sin reparos que "la España de 1978 no es la de 2015" y que, por tanto, el modelo de Estado que se gestó entonces no es el que se necesita ahora. Se trata de una alternativa, ha dicho que es la mejor respuesta a las "trasnochadas pretensiones recentralizadoras como a la irresponsabilidad independentista". 

"Ha llegado la hora de reparar España", ha proclamado Sánchez, para referirse a "la erosión del tiempo desde que iniciamos nuestra andadura democrática". Reparar España de los efectos de la crisis, de la "insolidaria gestión de las derechas nacionalistas" y para cerrar la desconfianza entre territorios".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS