Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FESTIVAL INTERNACIONAL DE BENICÀSSIM

El FIB 2015 frena la caída de público

Melvin Benn: “El festival está recuperando el espacio que merecía”

El público español ha aumentado un 25% con un cartel con más tinte nacional

Público durante un concierto del FIB. Ampliar foto
Público durante un concierto del FIB.

El Festival Internacional de Benicàssim (FIB) que dijo adiós este domingo es el “que va a marcar un cambio”, el que ha entrado en “una curva ascendente” para encarar una nueva etapa que no es otra que la de “recuperar el espacio que se merece”. Melvin Benn, el británico que el pasado año tomó las riendas de un festival que atravesaba una más que complicada situación económica, se muestra convencido de que el festival ha entrado este año en su punto de inflexión. De momento las cifras facilitadas por la organización demuestran que, por primera vez en años, no se ha perdido público. Y por eso ayer, durante el balance de la que ha sido la primera edición que ha organizado íntegramente (en la de 2014 llegó sin apenas tener margen de maniobra), Benn habló de cambio.

El promotor aseguró que este año ha habido un aumento del 6% en las ventas. Destaca la mayor presencia del ‘fiber’ español. Que este año había más presencia nacional que otros era algo que se venía notando, bien por la llamada de un cartel enfocado a ellos (con Los Planetas como principal reclamo) o porque así se comentaba desde el sector hostelero. “Gente hay la misma que el año pasado, pero sí hay más español”, decía el regente de uno delos restaurantes de la principal calle de Benicàssim. El director acabó por desvelar los datos. “La presencia del público español parece que ha aumentado en un 25% este año”, dijo.

En total, se han pasado por el recinto de conciertos 115.000 ‘fibers’ repartidos en los cuatro días: 30.000 diarios desde el viernes y 25.000 el jueves. De ellos, la mitad han sido británicos y el 45% españoles. El 5% restante ha sido público llegado de otras partes. Para Benn, estos datos son una “declaración de intenciones” para saber por dónde irá su ‘reinado’ en el FIB. Ya del pasado año anunció que quería fomentar la llegada de espectadores de otros puntos de Europa y no centrarse en los ingleses. Este domingo puntualizó que su visión es “europeísta” y que su objetivo no pasa por buscar al ‘fiber’ español, pese a su notable incremento en la edición que ayer cerró sus puertas y que acudió a la cita musical con más tinte nacional y local (por primera vez sonó música en valenciano con los alicantinos Mox Nou).

Para Melvin Benn, el vigesimoprimer FIB es el inicio de una etapa para otros veinte años de festival, aunque la situación financiera no se ha salvado todavía. En 2013, la empresa organizadora entró en concurso de acreedores arrastrada por la mala situación económica de la firma matriz de Vince Power. La celebración se puso en riesgo. El nuevo director admite que los problemas financieros persisten porque todavía hay que pagar a acreedores y les ha tocado heredar y asumir “una deuda histórica”. “Pero el festival está en una curva ascendente”, dijo.

La fórmula del nuevo FIB, junto a la apuesta por el público local, ha pasado por la búsqueda de más ‘sponsors’ y por dar más oferta para la fiesta. Han destacado la South Beach, un trozo del Miami de otras décadas que ha ocupado una zona del recinto de festivales, y la Trenchtown, un oasis jamaicano en uno de los campings del festival donde la protagonista era la música reggae, ska, dance hall y dub, hasta ahora exclusiva del Rototom Sunsplash, el otro macrofestival de Benicàssim. La fiesta se completó con la participación de una charanga, la Banana Boom de Almassora. Algo más propio de las fiestas locales. “La fórmula de este año –dice Benn- ha empezado a funcionar”. El guiño hacia lo local se notó incluso en el escenario principal, este año llamado Las Palmas en homenaje al entorno.

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, destacó que en estos días la ocupación hotelera ha sido del 100% y apuntó que el FIB “es el único macrofestival que realmente lleva Benicàssim en sus siglas”. En total, el festival ha dado trabajo a 1.205 personas de forma directa, el 80% procedentes de la Comunidad Valenciana.

El 21 Festival Internacional puso fin anoche a cuatro días de música con los conciertos de Portishead, Bastille, Vetusta Morla y FFS (Franz Ferdinand & Sparks). Desde este lunes ya están a la venta los abonos para el FIB 2016, que tendrá lugar del 14 al 17 de julio.

Más información