Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arcadi Oliveres aplaza su decisión de liderar la lista de izquierdas

La candidatura de confluencia presenta Catalunya si que es pot sin tener un cabeza de cartel

Arcadi Oliveres y Teresa Forcades, en la presentación de Procés Constituent.
Arcadi Oliveres y Teresa Forcades, en la presentación de Procés Constituent.

La lista de la confluencia de izquierdas no ha encontrado todavía un candidato de consenso para   encabezar su candidatura. Los socios — ICV, EUiA y Podemos— propusieron hace ocho días a Arcadi Oliveres, líder de Procés Constituent, que aceptara encabezar la lista. El expresidente de Justicia i Pau decidió ayer aplazar su respuesta al sábado día 25 que será cuando Procés decida si se suma o no a la alianza de izquierdas. El movimiento celebró ayer una asamblea en la que la mayoría de sus miembros alentaron a Oliveres a dar el paso aunque él se resiste. “No me siento muy atraído por razones de edad y porque siempre he bordeado los partidos”, dijo. Miembros de la confluencia aseguraron que a mediados de la próxima semana revelarán el nombre del candidato.

Oliveres, que nunca ha militado en ningún partido y que siempre ha desarrollado su activismo en los movimientos sociales, aprovechará esta semana para reflexionar y resolver el dilema. “Mi preferencia es no ser candidato. Tengo razones políticas y personales. No solo es por la edad [va a cumplir 70 años]. Me da cierta aprensión. Tengo que hacer consultas aunque entiendo que cuando alguien se involucra en algo asume una responsabilidad. De momento está en stand by”, afirmó a este diario. En cualquier caso, Oliveres someterá su postura a la estrategia que adopte Procés sobre la confluencia. Y, si da luz verde, luego decidirá. “Ahora dudo”, admitió. Oliveres participó en la asamblea de Procés, que duró seis horas, y la abandonó por un compromiso personal. Fuentes del movimiento señalaron que hubo entonces un clamor para que dé el paso. “Todos lo queremos menos él”, sintetizó uno de los participantes.

La decisión del economista supone un revés para la confluencia, que hoy presentará en la Fabra i Coats la candidatura Catalunya Sí que es Pot y su manifiesto fundacional. Al acto asistirán los candidatos que postulan Iniciativa (Joan Coscubiela), Esquerra Unida i Alternativa (Joan Josep Nuet) y Podemos (Albano Dante Fachin). Su idea inicial era dar con un cabeza de lista independiente y de consenso pero al no persuadir a ninguna de las personas tanteadas han optado por una de las caras visibles de Procés. La izquierda se siente además apremiada después de que el exeurodiputado de ICV Raül Romeva vaya a encabezar la candidatura de CDC y ERC. Los impulsores de la lista aseguraron, en cualquier caso, que a mediados de la próxima semana revelarán su cabeza de cartel sin aclarar si disponen de otra alternativa a Oliveres.

Mi preferencia es no ser candidato", admite Oliveres que reflexionará esta semana para tomar una decisión

Procés, por ahora, no integra la confluencia y no participará en el acto. Su asamblea aceptó el 14 de junio explorar el pacto pero la asamblea ayer no lo ratificó. En un breve comunicado, Procés afirmó que habían valorado los "preacuerdos" de la confluencia para las elecciones del 27-S de septiembre, elaborados en el marco de las reuniones con ICV, EUiA y Podem. "Hemos decidido seguir construyendo con los grupos confluyentes durante esta semana con el objetivo de mejorar las propuestas actuales para garantizar una confluencia desde abajo, de marcado carácter ciudadano y rupturista", reza el texto.

Los dirigentes de Procés han participado en las negociaciones pero quedan flecos por cerrar. Fuentes del movimiento celebraron ayer que los otros tres partidos hayan aceptado el referéndum soberanista y resaltaron que comulgan con el mismo código ético. El principal escollo, dicen, es que les distancia una cuestión de cultura política y que les agradaría que el plan fuera de abajo arriba y no dirigido desde las cúpulas. En cualquier caso, Procés postula para esa lista a la monja exclaustrada Teresa Forcades a quien consideran, junto a Oliveres, “activos irrenunciables”. Procés valora que la confluencia haya propuesto a Oliveres pero uno de los problemas es que su calendario altera los planes de los otros partidos para celebrar las primarias.