Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP critica el pacto CDC-ERC por dejar fuera a “la pluralidad del país”

Fernández lamenta que la lista sin políticos fuera excluida de la cumbre independentista

David Fernández (i), durante la sesión de control al gobierno en el 'Parlament'
David Fernández (i), durante la sesión de control al gobierno en el 'Parlament' EFE

La CUP ha criticado esta tarde con dureza el acuerdo entre CDC y los republicanos, y ha rechazado que esa candidatura sea la mejor forma de afrontar el 27-S. “La pluralidad y complejidad de este país no cabe en ella”, dijo. El diputado David Fernández ha revelado que en la primera reunión de la cumbre se encontraron con la “sorpresa” de que la propuesta de candidatura sin políticos, avalada por la Asamblea Nacional Catalana, Ómnium y Esquerra Republicana, había sido descartada previamente. “No teníamos margen de maniobra”, explicó.

A juicio de Fernández, el pacto es una “reedición 2.0” de la propuesta que hizo Mas tras el 9-N. Recordó que desde noviembre la CUP ha defendido que lo mejor era que hubiera tres listas independentistas, pero que fue a esa reunión del lunes para trabajar realmente en una propuesta que se rechazó desde el inicio. Este martes, en una segunda reunión, se les comunicó el acuerdo entre ERC y CDC con el apoyo de las entidades soberanistas y aseguraron que “lo respetan” y no harán valoraciones políticas hasta conocer exactamente sus términos.

La CUP concibe el 27-S como el referéndum prohibido. “Para nosotros las elecciones tienen dos partes, un plebiscito y una elecciones constituyentes. No renunciaremos a nada”, dijo Fernández. Un sondeo de Òmnium pronosticó el 5 de julio que el peor escenario para la secesión es que la CUP no se sume a una candidatura conjunta de CDC y ERC. El independentismo obtendría 62 escaños (CDC y ERC, 52; 10 para la CUP). Si fueran juntos, 75. Y por separado, 67.

Para la izquierda anticapitalista, los votos de las dos listas independentistas se contarán como tales el 27-S y espera que se “explicite que es un plebiscito por respero a la ciudadanía”. “Hay sensibilidades políticas que no tienen cabida, no tienen espacio, y en la lista apartidista y plebiscitaria sí que lo tenían”, aseguró. Se presentarán bajo el nombre de CUP-Crida Constituent para “representar a las clases populares”. “Ir por separado aporta al sí y al cambio social que queremos para el país en el doble eje plebiscitario y constituyente”, resumió Fernández.

La CUP también ha calificado de “maliciosas” las informaciones surgidas tras la cumbre soberanista de este lunes, que atribuían a la formación el papel de frenar a una posible candidatura de confluencia de izquierdas y un "pacto de no agresión" con la lista independentista pactada por CDC, ERC y las entidades. El diputado David Fernández ha afirmado, visiblemente molesto: "Exigíamos una discreción no incompatible con el derecho a la información. Por la CUP sólo habla la CUP y no aceptamos ventrílocuos ni filtraciones interesadas", afirmó. Tras aludir a una “mala fe premeditada”, Fernández avisó: “No somos la muleta de nadie ni marcaremos a ninguna confluencia de izquierdas. No se puede hablar de estructuras de Estado cuando se privatizan servicios y ser ambiguo con el derecho a la autodeterminación, porque sin él no hay libertad política”.