Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los barceloneses ven el turismo como el tercer problema más grave

La mayoría de vecinos cree que la ciudad mejorará

Ada Colau durante el acuerdo sobre la suspensión de concesión de licencias a alojamientos turísticos.
Ada Colau durante el acuerdo sobre la suspensión de concesión de licencias a alojamientos turísticos.

La preocupación por los efectos del turismo entre los barceloneses se ha disparado durante los últimos cuatro años hasta multiplicarse por cuatro. De figurar en el puesto 12 en el listado de los problemas más graves que señalan los vecinos ha trepado hasta el tercero, coincidiendo con el mandato del ex alcalde Xavier Trias (CiU).

Así lo indica el barómetro de verano del Ayuntamiento de Barcelona: si en junio de 2012 el turismo era el problema más grave de la ciudad para el 1,3% de los encuestados, este verano lo es para el 5,3%, empatado con los "aspectos políticos", en los que pueden englobarse desde la situación en el propio ayuntamiento, el proceso soberanista o la corrupción. Con todo, la preocupación por el turismo está lejos de la que lleva cuatro años en primer puesto: el paro y las condiciones de trabajo, con un 31,9% de respuestas. La segunda preocupación (5,5%) es el tráfico.

El portavoz del flamante ejecutivo municipal, Gerardo Pisarello, ha presentado este viernes el primer barómetro realizado durante el nuevo mandato. Una encuesta telefónica a 800 personas que fueron preguntadas la semana después de las elecciones del 24 de mayo. La encuesta ofrece una panorámica sobre la percepción que los barceloneses tienen de la ciudad, de sus expectativas de futuro y del momento político.

Pisarello ha asegurado que el ejecutivo toma nota del hecho que el paro es considerado como el problema más grave "en una ciudad con muchos recursos pero con mucha desigualdad". "Nuestro principal compromiso es reconducir esta situación y redistribuir los recursos de forma distinta".

El portavoz ha celebrado que la percepción de los barceloneses en el último año mejora y un 42% responde que ha mejorado, 12 puntos más que en diciembre pasado. Sobre las perspectivas de futuro un 55% de los que responden diencen que mejorará, frente a un 16,5% que responde que empeorará. Otros datos que ha subrayado es que el 52% de las respuestas valoran positivamente la ciudad, que el 56% valora positivamente el resultado de las elecciones y que la alcaldesa Ada Colau es la política más valorada, con una nota de 5,8. "Pese a la dureza de la situación, hay expectativas de cambio" ha sintetizado Pisarello, que también ha subrayado la buena nota que sacan Trias (5,7) y el líder de ERC, Alfred Bosch (5,2). "Tomamos nota y pedimos a la oposición que trabaje con responsabilidad", ha añadido.

La encuesta también pregunta por las preferencias en eventuales alianzas de gobierno en el Ayuntamiento. La que más partidarios tiene es un bipartito entre Barcelona en Comú y el PSC; la segunda entre BComú y CiU; la tercera, BComú, ERC y CUP y el clásico tripartito (BComú, PSC y ERC) es la quinta opción en una pregunta que tenía la respuesta abierta.