Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda alternativa exhibe su unidad ante el 27-S

ICV, EUiA, Procés Constituent y Podemos rechazan que las elecciones sean un “plebiscito”

Mientras el soberanismo busca la fórmula para maximizar su fuerza el 27 de septiembre la izquierda hace lo mismo para disputarle el trono electoral. Los partidos que la semana pasada anunciaron una confluencia de izquierdas en Cataluña apostaron este sábado por convertir el 27-S en unas “elecciones constituyentes” y no plebiscitarias.

Iniciativa per Catalunya, Esquerra Unida, Procés Constituent y Podemos apuestan por pasar página a la idea del plebiscito porque entienden que es “una trampa política y una estafa democrática". “Queremos un debate de argumentos, no de conmigo o contra mí”, manifestó Dolors Camats. La coordinadora nacional de ICV se refirió a quienes, aseguró, desean expulsarlos del derecho a decidir: “Nadie podrá echarnos fuera de la defensa de la soberanía”.

Ahora que la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural se muestran proclives a una lista para el 27-s formada por miembros de la sociedad civil, los izquierdistas catalanes han reivindicado el papel de los políticos como elementos “necesarios para el cambio social”.

La izquierda alternativa coincidió este sábado en un debate organizado por la fundación Nous Horitzons, al que la representante de Podemos faltó por motivos personales. Cesc Niubó, de Procés Constituent, destacó que su formación apuesta por una “independencia no solo de Madrid, también a nivel económico y social” para “lograr un cambio profundo en Cataluña, no un mero maquillaje”. Niubó quiso recordar que Procés no es una formación política para instar a los partidos a que entiendan “que la fórmula ganadora la tenemos entre todos”.

El líder de EUiA, Joan Josep Nuet, resaltó que “parece que el 27-S se vota independencia sí o no, o Más sí o no, cuando todos sabemos que se vota mucho más”. Para Nuet está en juego un rescate social y democrático cuyo objetivo es “construir una república catalana con la que se puedan identificar las clases populares”. “Nosotros estamos en esto para que la gente viva mejor, no para tener la bandera más grande”, concluyó.

Durante su discurso, Nuet envió un claro mensaje a Esquerra Republicana: “ERC tiene que decidir qué modelo de país quiere”, dijo en referencia al apoyo que ha dado a la política económica y social de Artur Mas los últimos dos años. Aunque añadió que “si lo desean”, los de Junqueras tendrán espacio en la confluencia. “Todos somos necesarios”, sentenció.

En representación de Barcelona en Comú, Jordi Mir recomendó que para lograr una verdadera confluencia la iniciativa se ha de forjar con “hechos y no con palabras”. “Se debe confluir desde el reconocimiento de que nadie sobra y que ninguno tiene la verdad absoluta, para saber lo que queremos ser y no quedarnos con lo que éramos hasta ahora“, argumentó. Mir intentó restar importancia a uno de los principales que tiene la confluencia a día de hoy: la falta de un líder claro. “No es tan importante tener a una Ada Colau, con tanta capacidad de generar entusiasmo, sino cuentas también con un proyecto ilusionante”. Para Mir, la clave para lograr más apoyos es “hacer lo que la gente espera que hagas”.