Carmena solo se compromete a “estudiar” el plan Chamartín

La alcaldesa Manuela Carmena, se reunió ayer con Antonio Béjar, presidente de la empresa que planea ejecutar la operación

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se reunió ayer con Antonio Béjar, presidente de la empresa que planea ejecutar la Operación Chamartín pero necesita el plácet de un Ayuntamiento renuente. El encuentro, definido por ambas partes como una primera toma de contacto, únicamente alumbró el compromiso de Carmena para “estudiar” y “analizar bien” el proyecto, según fuentes empresariales. El Ayuntamiento, por su parte, restó relevancia a la reunión.

La Operación Chamartín prevé extender el paseo de la Castellana 3,7 kilómetros hacia el norte y rediseñar un área de 311 hectáreas. Se haría mediante la construcción de 17.699 viviendas, zonas verdes y rascacielos. Los promotores son el BBVA (75,5%) y la constructora San José (24,5%), que calculan aportar 4.245 millones de euros y poseerán el 61,6% del suelo. Las tres Administraciones, que suman el 20,5% del suelo (el resto pertenece a pequeños propietarios), aportarían 1.103 millones para dotaciones.

Ideada hace 20 años, sólo se convirtió en un plan urbanístico en 2011. Fue aprobado por el entonces alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), pero un estudio de arquitectos lo recurrió y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid lo tumbó en 2013. En julio de 2014 comenzó la elaboración de un nuevo proyecto que sustituyera al anulado por los jueces. Fue presentado públicamente en febrero, pero, pese al impulso de las tres Administraciones (en manos del PP), no logró ser aprobado antes de las elecciones municipales de mayo, quedando en manos del nuevo gobierno local.

El programa electoral de Manuela Carmena prevé paralizar la operación y abrir “un proceso participativo abierto a organizaciones representativas de la ciudad y profesionales del urbanismo, ecología y transportes, para generar propuestas en torno a los problemas y posibles soluciones”. La alcaldesa ha afirmado que “a lo mejor hay que darle una configuración distinta” porque en “Madrid no hace falta ahora un número de viviendas” tan “grande”. El presidente del BBVA, Francisco González, ha defendido que es “un gran proyecto para Madrid que crea riqueza para todos”. “No nos equivoquemos con debates ideológicos, muchas veces gente con poca experiencia política cree que si unos están mal es porque otros están bien, pero no es así”, añadió. González y Carmena se reunieron la semana pasada pero no hablaron de este tema. Ayer, Carmena y el presidente de Distrito Castellana Norte tampoco discutieron el proyecto en un encuentro más de cortesía que efectivo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS