Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y oposición censuran a Colau por enterrar los Juegos

La Generalitat y cuatro de los seis grupos municipales reprochan a la alcaldesa haber tomado la decisión de forma "unilateral"

Primera decisión del gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y primera polémica por una cuestión que ni de lejos estaba en la agenda de actualidad de la ciudad. El Gobierno catalán y cuatro de los seis grupos de la oposición en el ayuntamiento de la capital (CiU, PSC, ERC y PP) han censurado hoy la decisión de enterrar la candidatura Barcelona-Pirineu a optar a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2026.

Una decisión que el portavoz municipal, Gerardo Pisarello argumentó afirmando que no es una prioridad para un ayuntamiento que apuesta por el deporte de base y que no tiene consenso ciudadano. El portavoz del Gobierno y los grupos han cuestionado de forma unánime que Colau haya tomado la decisión de forma "unilateral" pese a tener solo 11 de los 41 concejales del consistorio.

Colau propondrá a los alcaldes afectados nuevas formas de colaboración tras el carpetazo

Colau ha lamentado no haber informado previamente a los alcaldes y explicado este jueves que les propondrá nuevas formas de colaboración tras el carpetazo a la candidatura olímpica. La alcaldesa ha explicado que la iniciativa "surgió fruto de la revisión de los comisionados del ayuntamiento", uno de los cuales era el coordinador de la candidatura. De hecho, el programa de Barcelona en Comú ya dejaba claro que en caso de ganar Colau retiraría la candidatura. Además de la "falta de consenso" el texto cuestiona su "viabilidad económica y la sostenibilidad ambiental".

El consejero de presidencia y portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha pedido a Colau que reconsidere su renuncia a aspirar a los juegos y, en el marco del Parlament, ha lamentado que haya tomado la decisión "unilateralmente", sin consultar al resto de actores implicados, comenzando por el propio Gobierno y los ayuntamientos implicados.

Ayer mismo el alcalde saliente, Xavier Trias (CiU), manifestó su rechazo a lo que calificó de "mala noticia". "Porque la capital del país da la espalda a los pueblos y ciudades de Cataluña" y porque "los juegos de invierno son una apuesta de país a favor del Pirineo y su gente. En ningún caso van en contra del deporte de base", afirmó. Siendo alcalde, Trias aparcó la candidatura de 2022, que fue idea del alcalde socialista Jordi Hereu, y se mostró partidario, sin concretarlo, de someter a consulta ciudadana la eventual candidatura para optar a los juegos de invierno de 2026. En su programa electoral CiU se refería a "continuar trabajando en el proyecto de la Candidatura Olímpica Barcelona como un proyecto de apoyo al Pirineo".

Homs y Bosch piden a la alcaldesa que reconsidere su decisión

Por parte del PSC, la que será portavoz del grupo municipal, Carmen Andrés, ha lamentado que la falta de consenso ciudadano que alega el gobierno de Colau "es la misma falta de consenso entre los grupos municipales sobre la decisión". "Es una decisión legítima pero no ha contado con nadie, ni con los grupos ni con los alcaldes implicados, de los que se ha olvidado en una actuación propia de gobiernos conservadores y de derechas". Los socialistas son partidarios de que con la candidatura a unos juegos de invierno Barcelona "apoye un proyecto que genera expectativa y oportunidades para muchos municipios catalanes que sufren la crisis y que sería una oportunidad para redistribuir riqueza", según Andrés.

El líder del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández, ha reprochado "la falta de respeto hacia los ayuntamientos del Pirineo con la que ha actuado Colau" y le ha echado en cara que haya actuado "de forma unilateral y sin consultarlo previamente con los grupos municipales". "Tantas consultas que quiere hacer y no ha habido ni participación ciudadana ni política en la decisión", ha dicho. Fernández ha aprovechado la crítica a la alcaldesa para afirmar que "ERC y PSC son corresponsables de la decisión, porque apoyaron la investidura de Colau con un cheque en blanco, tan blanco como la nieve del Pirineo", ha expresado. Los populares son partidarios "calibrar" una eventual candidatura y recuerdan que no existe ningún plazo cerca que obligue a tomar decisiones inmediatas.

Desde ERC, el presidente del grupo, Alfred Bosch, ha calificado la decisión de "precipitada" y se ha mostrado partidario de analizar si conviene o no optar a los Juegos. "Tendría que haber dialogado con todos los implicados del territorio, cualquier decisión hay que tomarla con consenso. Hay que ser generoso con el país y pedimos a la alcaldesa que reflexione, los juegos no son ni buenos ni malos, depende de las oportunidades", ha zanjado.

Más información