Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran se irá si el ‘no’ se impone a la consulta de Unió

"Si gana el 'no' daremos un paso atrás y otras personas dirigirán Unió, las que ganen", deja claro el democristiano , que cree que la pregunta añade los matices del partido al proceso

La consulta interna que Unió Democràtica hará el día 14 para decidir su posición en el proceso soberanista se está convirtiendo en un auténtico plebiscito sobre el liderazgo al partido. Lo ha evidenciado esta mañana el presidente del comité de gobierno de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, que ha anunciado que se irá si la dirección pierde la consulta: "Si gana el no es que rechazan la propuesta, nosotros daremos un paso atrás y otras personas dirigirán Unió, las que ganen", ha afirmado Duran, que ha comparecido acompañado de los principales dirigentes del partido: la vicepresidenta del Gobierno catalán, Joana Ortega, y el secretario general de la formación, Ramon Espadaler.

Los tres son los defensores del a la pregunta de la consulta, que pone seis condicionantes al seguimiento de Unió al proceso. La redacción de la cuestión ha enfurecido el sector independentista de la formación, que ha puesto en marcha una fuerte campaña para hacer que el no gane domingo. La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, y el secretario de Universidades catalán, Antoni Castellà, son los principales activos del sector soberanista.

Si Castellà y de Gispert se salen con la suya –un manifiesto previo a la pregunta de los soberanistas recogió mil firmas de los 4.000 militantes con los que cuenta el partido– a la dirección no le quedará más opción que "reconocer la derrota", según Duran, que ha seguido la línea que ya expresó Espadaler cuando propuso la cuestión.

Duran y los otros dirigentes favorables al han defendido que un voto afirmativo a la pregunta supone defender la continuidad de Unió en el proceso con un apoyo que añade los matices del partido a la vía que han pactado Convergència y Esquerra. Sobre la relación en CiU, el presidente democristiano ha asegurado que depende de los dos socios de la federación, y no sólo de los dirigentes de Unió.