Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU se reorganiza tras la debacle

La formación elige a un portavoz tras la dimisión de su ejecutiva y una comisión política toma las riendas

5062015 - Reunión de IU - foto, Gorka Lejarcegi
5/06/2015 - Reunión de IU - foto, Gorka Lejarcegi

Izquierda Unida Madrid tiene ya nuevo portavoz. Julián Sánchez Urrea, número dos de Raquel López en la candidatura fallida al Ayuntamiento de Madrid, sustituirá a Libertad Martínez, quien compatibilizaba este puesto con el de diputada regional. El miércoles pasado, los 17 miembros de la ejecutiva de la coalición en Madrid dimitieron en bloque tras la debacle electoral “sin paliativos” y toca reorganizarse.

Sánchez Urrea es miembro de la comisión política, una especie de gestora elegida por el Consejo Político el pasado miércoles y que llevará el partido en la región hasta que se celebre una asamblea extraordinaria —sin fecha aún fijada— en la que salga una nueva dirección. El lunes tomarán decisiones organizativas y la delegación que acudió ayer a la presidencia federal defendió la resolución de su ejecutiva regional saliente. “Hemos asumido la derrota y hemos mostrado una aptitud de debate sobre la convergencia”, explica Sánchez Urra, el nuevo portavoz. “Pero siempre con frentes amplios [no solo Podemos], participación de los afiliados y sin perder nuestra identidad y programa”.

López: "Estoy a disposición de la organización”

La aciaga noche electoral, en un durísimo discurso, Raquel López, candidata al Ayuntamiento de Madrid —sin el respaldo de la dirección federal— se lamentaba de la “poca memoria” de los votantes que se olvidaban de quienes les habían defendido en las calles. Apelaba también a la necesidad de que IU se mantuviese viva, con su historia de lucha durante 30 años y principios invariables, sin diluirse en otro partido (en alusión a Podemos). Y de nuevo ayer López ahondaba en esa idea, convencida de que otros pueden desaparecer cuando acabe la “indignación por la crisis”. “No puede ser que cuatro de la dirección federal decidan en un despacho el futuro de IU. Lo tiene que decidir la militancia”, comentó.

López, que formaba parte de la ejecutiva regional que dimitió el miércoles, está incluso dispuesta a liderar la refundación. “Haré lo que mis compañeros decidan. Estoy a disposición de la organización”.

La semana pasada, el candidato a la Moncloa Alberto Garzón abogaba por reconstruir el partido “pensando en la gente que se ha marchado”. Pero estos no están por la labor. Jorge Castaño, exedil de IU, que se marchó al proyecto de Manuela Carmena, fue ayer claro: “No estoy pensando ahora en la reorganización de la izquierda, sino en ayudar a ganar las generales”.

Lara sobre el conflicto: “Es el mejor ejemplo de lo que nunca debe hacer una organización"

Petición de asamblea

Raquel López reclama que se celebre pronto la asamblea extraordinaria, pero el coordinador general Cayo Lara prefiere esperar a después de las elecciones generales. “Sería un error. Quedan cinco meses para las elecciones”, adelantó tras la debacle electoral. IU se ha quedado también fuera de los parlamentos de Comunidad Valenciana, Extremadura y Murcia.

La posible desfederalización de IU Madrid, muy distanciada en sus decisiones de la dirección nacional, no se trató ayer en la presidencia federal. Pero sí que se abordará en el Consejo Político Federal del 14 de junio.

Lara reconoció ayer que el conflicto madrileño es “el mejor ejemplo de lo que nunca debe hacer una organización que se tenga un mínimo aprecio”.

No se espera que en esta refundación madrileña participe el poeta Luis García Montero, que aceptó a última hora sustituir a Tania Sánchez en la carrera a la Comunidad y que se quedó a las puertas del 5% necesario para entrar en la Asamblea. “Después de las elecciones, vuelve a plantearse la guerra en vez de intentar buscar la unidad asumiendo y olvidando las culpas de la situación”, opinó en EL PAÍS la semana pasada.

La situación de la coalición en Madrid es crítica. Debe a la Seguridad Social 1,7 millones de euros y ha perdido la financiación pública. Solo le quedan los ingresos de las cuotas de sus 5.000 afiliados. Ello ha desembocado en un ERE 12 trabajadores.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información