Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reescribiendo la música de club

El chileno Nicolas Jaar, niño prodigio de la electrónica, visita la semana que viene Madrid para una de sus hipnóticas sesiones

El chileno Nicolas Jaar, en su concierto de 2012 en el Sónar de barcelona con su grupo Garkside.
El chileno Nicolas Jaar, en su concierto de 2012 en el Sónar de barcelona con su grupo Garkside.

Joven prodigio de la electrónica actual, el chileno Nicolas Jaar ha emprendido uno de los caminos más estimulantes dentro de la escena de club. Sus composiciones atraviesan géneros y músicas de diferentes países en un viaje espiritual y psicodélico, que le ha reencontrado con la parte menos cómoda de la pista de baile.

Nacido en 1990, criado a caballo entre la ciudad de los rascacielos y su Chile natal, el joven productor ha tenido en sus padres la suerte de ver colmadas y entendidas sus aspiraciones como músico. La colección de discos que atesoraba su padre, el reconocido artista conceptual Alfredo Jaar, ayudó a cimentar el conocimiento de músicas como la india o la árabe. Si a esto sumamos el descubrimiento de la música electrónica a los 14 años, via Ricardo Villalobos, nos encontramos con un niño que desde muy temprano no parará de investigar todo tipo de estímulos sonoros. Cuatro años más tarde publicará su primer EP en Wolf & Lamb, uno de los sellos de referencia del nuevo house. Con 21 años, mientras estudiaba literatura comparada en una de las mejores universidades de Nueva York, editaría uno de los discos más atractivos del presente siglo. Space is only noise se alejaba de la música de baile más ordinaria y abrazaba otros registros: usos generosos de silencios, largos rasgueos, crujidos…atmósferas que reinventaban la música de club. Aquel año, 2011, la crítica especializada colocaba su obra en lo mejor de las listas. A partir de aquí su ajetreada carrera no parará ni un instante. Un lugar especial ocupa su sello Other People, donde da cobijo a artistas que de alguna manera entienden la electrónica de baile como él. Un proceso de conocimiento donde experimentar con el bajo como elemento narrativo y no solo como mero acompañamiento. A lo largo de estos años se ha visto inmerso en todo tipo de proyectos: bandas sonoras para series de televisión (The Returned), producciones para nombres relevantes del underground (DJ Slugo), colaboraciones con pesos pesados del soul (Brian Jackson), edits de clásicos imperecederos (Nina Simone) o remezclas de grupos tan dispares como Cat Power o Daft Punk, para estos últimos rehizo todo el disco Random Access Memories bajo el aterego Daftside.

Ese hombre que siempre hace algo

  • Homenaje a Lennon. El músico chileno sorprendió hace un año cuando, a través de su soundcloud, le dedicaba una sesión a John Lennon con motivo de los 33 años de su asesinato. En ella mezclaba paisajes ambientales con noticiarios de la época
  • Próximo trabajo. Se encuentra ultimando la banda sonora para el remake estadounidense de la conocida serie de televisión francesa The Revenants. En la producción original quien se ocupaba de ello era el grupo de rock Mogwai

En todo caso, han sido sus grupos paralelos los que le han dado a conocer ante un público más amplio. Darkside, el proyecto junto al guitarrista Dave Harrington, le permitió evocar la oscuridad y melancolía de la electrónica menos hedonista. Psychic se llamó el disco que lanzaron al mercado y con el que dieron una gira por medio mundo. Lleno de aires cinematográficos y espeso ambient, su ascendencia house era lo que le hacía inconfundible. Reminiscencias a Pink Floyd, pero también al disco menos acelerado de la década de los setenta. Jaar se estaba haciendo un lugar propio con tan solo 23 años.

Otro de esos conjuntos con los que ha jugado a mostrar una cara diferente de su trabajo es Just Friends. En el inusual dúo cuenta con la sensual voz de Sasha Spielberg, la hija del director de cine Steven Spielberg. Canciones de soul vanguardista que se acercan a los gustos de artistas como Jessy Lanza. Otra de esas geniales colaboraciones, fraguadas en los corrillos universitarios, aparece en su reciente EP Nymphs II, donde colabora Lorraine Nicholson, hija de Jack Nicholson.

Evocador y preciso a partes iguales, su carrera parece no tener fin. La noche del miércoles se le podrá ver en Mondo como pinchadiscos y selector natural, quien sabe si rememorando alguno de los temas de la mítica sesión que realizó para el programa de la BBC Radio 1 Essential Mix. Un set hipnótico que rápidamente muchos hicimos nuestro. Como su música.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram