Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último pleno de ‘La Perla’ evidencia la paralisis de Novelda

Milagrosa Martínez resiste en su sillón de alcaldesa pese a su procesamiento en Gürtel

La expresidenta de las Cortes valencianas con el Partido Popular, Milagrosa Martínez, ha conseguido lo que se propuso cuando dimitió como diputada por su procesamiento en el caso Gürtel: acabar la legislatura como alcaldesa de Novelda (Alicante). 'La Perla', como llamaban a Martínez otros acusados de la trama Gürtel, presidió ayer el pleno de su ciudad por última vez como regidora electa, la siguiente asamblea lo hará en funciones.

El pleno fue una síntesis de la anomalía política en la que se ha instalado la ciudad por la situación de Martínez, a la que el Tribunal Superior de Justicia llegó a embargar 600.000 euros y, en breve, interrogará como acusada de varios delitos por los que el fiscal pide 11 años de cárcel. En el acta plenaria, solo había dos puntos y uno de ellos era para enmendar todo el trabajo tirado a la basura del último año, síntomas de la parálisis vivida en un ayuntamiento donde la otrora poderosa alcaldesa está viviendo un proceso de expulsión de su partido.

El Ayuntamiento malogró un año de trabajo por un error administrativo

"Un error administrativo", como lo calificó el PP, obligó ayer a reiniciar el expediente para poner fin a la condición de urbanizable de un proyecto de más de 2.400 viviendas y dos millones de metros cuadrados de golf. Supuestamente, los funcionarios no informaron al urbanizador de este acuerdo alcanzado hace un año por los grupos municipales, como estipularía la ley. De rebote, el urbanizador, que lleva 10 años sin poner una piedra, gana así un poco más de tiempo y, quizás, la posibilidad de renegociar con una nueva administración local el destino de su proyecto.

"Quizás si la alcaldesa hubiera prestado atención a esto y no a su situación jurídica, no estaríamos así", consideró Armando Esteve, de UPyD. "Huele mal", dijo el portavoz del PSPV-PSOE, Iván Ñíguez, "y tener que volver a pedir por tercera vez al Consejo Jurídico Consultivo el mismo informe no nos deja tampoco en buen lugar".

Novelda no ha sido un ejemplo de normalidad estos últimos cuatro años. El Consistorio se ha pasado tratando temas anclados en el tiempo como este ante la falta de iniciativa del equipo de gobierno, ahora dividido entre los que están a favor y en contra de Martínez. La ciudad es la única valenciana de más de 20.000 habitantes que no ha desarrollado aún un plan urbano. Ha cambiado de secretario e interventor hasta en tres ocasiones. También es la única donde los grupos votan en pleno si es procedente discutir una moción, sea urgente o presentada en los 10 hábiles que marca la ley. "Ha sido un rodillo total", cuenta Esteve, "de más de 200 nos han aceptado debatir seis propuestas en cuatro años". Ayer, todas las cuestiones presentadas por la oposición fueron despachadas por Martínez al ritmo de "siguiente pregunta".