Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos negocia la investidura de Díaz en segunda votación

Los socialistas afirman que están “a un folio” del acuerdo con Podemos y esta formación mantiene sus exigencias de respuestas concretas

Los representantes de Podemos Sergio Pascual y Manuel Garí, en el Parlamento.  Ampliar foto
Los representantes de Podemos Sergio Pascual y Manuel Garí, en el Parlamento. EFE

Ciudadanos votará que no en la primera votación de la candidatura de Susana Díaz a presidir la Junta. “No es nuestro Gobierno ni nuestro proyecto ni nuestra candidata”, afirmó el vicesecretario general de Ciudanaos, José Manuel Villegas, tras reunirse este sábado con el PSOE en el Parlamento andaluz. Pero la puerta para abstenerse a partir de la segunda votación quedó muy abierta. Los socialistas han suscrito el pacto anticorrupción que proponía Ciudadanos, escenificarán la firma la próxima semana y han añadido más elementos. Mientras, Podemos aún reclama una respuesta concreta a sus demandas: que la Junta no trabaje con los bancos que desahucian y reducción de altos cargos. El secretario de Organización Juan Cornejo aseguró que están a un folio del acuerdo.

Villegas dejó claro que Susana Díaz no pasará la primera sesión de investidura, que comienza este lunes. Pero el acercamiento es tan alto —“al 90%”, afirmó el viernes el portavoz parlamentario socialista e integrante de la negociación, Mario Jiménez,— que tanto el PSOE como los representantes de Ciudadanos dieron como muy posible un acuerdo a lo largo de la semana, durante la que se mantendrán las negociaciones.

La dimisión de Monedero no afecta a la negociación

Tanto Sergio Pascual, secretario de Organización de Podemos, como Manuel Garí, el otro responsable de la negociación con el PSOE para la investidura de la socialista Susana Díaz, han asegurado que la dimisión de Juan Carlos Monedero, fundador del partido, no afectará a la negociación.

Ambos enmarcaron la decisión en el ámbito "personal" y la calificaron como prueba de la existencia de debate en el seno de la Organización.

También ambos descartaron que esta situación aboque a una refundación del partido, que tiene poco más de un año de existencia.

Ciudadanos espera un compromiso por parte de la presidenta en funciones, Susana Díaz. en los aspectos que ahora se encuentran sobre la mesa y sobre los que no hay grandes obstáculos.

Una vez ampliado el pacto contra la corrupción y acordado el compromiso de que ningún imputado ocupará un cargo público, ambos partidos dialogan ahora sobre reactivación económica, políticas sociales, sanidad, educación y regeneración democrática. Cornejo calificó los planteamientos de “muy serios”.

El PSOE afirmó que se han añadido aspectos al pacto anticorrupción sobre la fiscalización de cuentas de partidos, declaración de la renta de cargos públicos y parejas y la responsabilidad subsidiaria de los partidos que se beneficien de casos de corrupción.

Con Podemos, la otra formación cuya abstención permitiría la investidura, hay voluntad, pero no hay concreción. Con estas premisas, Sergio Pascual, secretario de Organización nacional de Podemos y Manuel Garí rebajaron este sábado las expectativas de acuerdo para la investidura de la socialista Susana Díaz. Cornejo fue un poco más optimista y afirmó que están a “un folio” del acuerdo.

Pascual ha observado en el PSOE intenciones de aproximarse a las demandas de su partido, pero aún cree que es necesario la respuesta a sus dos exigencias concretas:

Sobre la primera, Cornejo explicó que ha propuesto la firma de una “cláusula social” para cualquier convenio con los bancos que fijaría las conductas no permitidas por la Junta de Andalucía en su relación con las entidades financieras.

De la segunda premisa, solo ha adelantado que entra dentro de la política de la Junta, pero que no se puede realizar una reducción “al peso”. En este sentido explicó que hay entidades como el Servicio Andaluz de Salud donde una reducción lineal “supondría un ajuste que devaluaría el servicio”.

Cornejo, no obstante, afirmó que hay muchos puntos en común, que comparten los objetivos políticos y que faltan por concretar cómo. “Estamos hablando de un folio”, afirmó.

Este papel es el que espera Podemos para revisar su posición que, en estos momentos, y a poco más de 24 horas del inicio del debate de investidura sigue siendo inamovible.

Más información