Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benestar ignora sentencias contra las condiciones laborales de su personal

El Tribunal Superior considera ilegales los turnos en los centros de mayores

Manifestación de trabajadores de Benestar en Santiago
Manifestación de trabajadores de Benestar en Santiago

Tras dos fallos del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) en contra de su política laboral colectiva “por manifiesta ilegalidad” y multitud de resoluciones judiciales individuales por no respetar derechos básicos de los trabajadores, la Consellería de Traballo e Benestar continúa ignorando las sentencias que cuestionan las condiciones impuestas al personal laboral que atiende geriátricos y centros de menores o discapacitados y que, después de los recortes de plantilla, quedó bajo mínimos, obligando a unos 2.100 empleados a cubrir todos los festivos anuales sin compensación, a librar un único domingo al mes o soportar turnos intensivos de siete días consecutivos.

 En sus resoluciones, el TSXG confirma la “ilegalidad” de la “imposición” ejecutada por la Consellería: “Negociar no significa que una de las partes, sin apenas margen, elabore o planifique los cuadros que habrán de regir el devenir de los turnos e imponga sus unilaterales criterios”. A pesar de que el alto tribunal advierte que “no se observa una actitud negociadora”, ya que la Administración gallega “incide y reitera su actitud de no efectuar una verdadera negociación, sino imponer unilateralmente sus criterios”, la titular de Benestar, Beatriz Mato, anuncia una negociación que incluye una “ampliación de personal” y critica las sonoras protestas públicas de los empleados, la última ayer en Santiago: “Convocar una manifestación no suele ser lo habitual para arreglar una situación”. Fuentes de la Consellería evitaron concretar cuáles son las medidas propuestas para resolver el conflicto.

Sindicatos y representantes del gremio reducen esa negociación a “simple maquillaje” con el que “tapar su desastre”. Fernán Couto, presidente del comité intercentros del personal laboral, afirma que “es ficticia porque, tras tres años y numerosas sentencias, no hay solución alguna mientras ejecutan abusos suprimiendo derechos". Según relata, el Gobierno de Núñez Feijóo, a través de la Lei de Orzamentos, suspende el artículo de su convenio colectivo que regula cuestiones tan sensibles como las compensaciones por turnos en domingos o festivos o el régimen de libranzas y pasan a regularlo “como les parece” mediante órdenes internas. “Con sus propuestas pretenden que aceptemos 17 euros por cada domingo o festivo. Es inaceptable. Nosotros solo queremos que se aplique el convenio colectivo, ni más ni menos”, aclara. Xan Carlos Ansia (CIG) reprocha que "han puesto un servicio sensible en una situación tercermundista que merma la calidad y provoca daños en la salud”. “Son turnos esclavistas”, sentencia.

Los representantes de los trabajadores insisten en que la solución al conflicto pasa por aplicar el convenio en su integridad, en adquirir el material imprescindible —no hay celadores así que, entre otras cosas, son necesarias grúas que ayuden a trasladar a dependientes— y en convocar una oferta de empleo que permita cubrir las necesidades del servicio sin “explotar” a nadie. “Además del personal propio, antes se generaban unos 800 contratos anuales aparte porque sin ellos no se cubría el servicio. Ahora se amortizan plazas y no hacen más contratos”, recuerda Couto. Desde 2012, la Xunta ha recortado unos 1.500 puestos en el área de Benestar.

Pero Beatriz Mato niega cualquier exceso en las jornadas de los empleados que han sobrevivido a los tijeretazos. En su opinión, “se cumple estrictamente” la legislación y “se les paga lo que trabajan y descansan lo que tienen que descansar”. Sin embargo, su departamento también acumula sentencias en las que, por mandato judicial, se reconocen libranzas o vacaciones de trabajadores e incluso indemnizaciones por los daños y perjuicios ocasionados a causa de los turnos denunciados.